El día en el que en San Sebastián no hubo frío, pudor ni distancias

Se cumplen 14 años de una imagen insólita entonces y más aún estos días de confinamiento y distancia social mínima, cuando Spencer Tunick fotografió a cientos de guipuzcoanos desnudos en el Kursaal

El 22 de abril de 2006, 1.200 personas se desprendieron de su vergüenza y pudor para acercarse hasta los aledaños del Kursaal de Donostia a posar desnudos ante las cámaras. Una imagen llamativa entonces y más aún hoy, en tiempos de confinamiento contra la pandemia del coronavirus.

Todo formaba parte de la propuesta fotográfica que planteó el artista estadounidense Spencer Tunick, muy conocido entonces por retratar a grandes grupos de personas como Dios les trajo al mundo por rincones de todo el planeta. Una “perfomance” que trajo a San Sebastián hoy hace 14 años.

Los voluntarios que participaron en las fotografías en San Sebastián posaron totalmente desnudos tanto en el interior del palacio de congresos como en la playa de la Zurriola. Un doble desafío al frío y la humedad reinante aquel día que hoy sería triple al añadirse la dificultad de mantener un mínimo de distancia entre los cuerpos participantes.

Así reflejaba aquella experiencia El Diario Vasco en web y papel en un reportaje firmado por Gorka Larrumbide:

Predominaron los hombres, que mostraron un menor pudor que las mujeres. Sorprendieron las familias, que no dudaron en llevar a los pequeños de la casa e incluso, a algún bebé. Abundó el producto donostiarra, pero muchos se acercaron desde Gipuzkoa. Pero, no fueron los únicos. Francia, Inglaterra y Alemania, también estuvieron representados. Casi sin saber muy bien de lo que iba el asunto, los voluntarios penetraban en el auditorio. Sin despojarse aún de sus prendas dieron la bienvenida a Tunick, que informó de la inminencia en la toma de la primera instantánea.

Casi una hora después llegó el gran momento. La imagen era sobrecogedora. Como si de una comuna humana se tratase, el millar de modelos acataba las órdenes de un malhumorado fotógrafo que arremetió contra la prensa al percatarse de su presencia. “I can’t work“, decía enfurecido, momento en el que reporteros y gráficos estuvieron a punto de protagonizar un espantada ante las precarias condiciones para trabajar.

El vestíbulo del cubo grande acogió la realización de las dos primeras fotografías. Tumbados, de espaldas, subiendo, bajando… el neoyorquino trataba de buscar las formas más dispares para conseguir encajar las piezas del inmenso puzzle. El Kursaal retumbó en aplausos cuando Tunick dio por finalizada la primera toma. La segunda, también en el interior del auditorio, fue captada desde la parte superior, que volvió a estar marcada por las suspicacias, pero esta vez de los fotografiados, que corearon al unísono “¡prensa vete ya!” entre gritos y silbidos. Pero los ánimos volvieron pronto a su cauce cuando miembros del equipo de “Caiga Quien Caiga” (Tele 5), decidieron desnudarse, lo que arrancó nuevamente los aplausos, firmando así un contrato de cordialidad entre medios de comunicación y protagonistas. A partir de ahí, todo fluyó con naturalidad.

De riguroso negro, Tunick intentaba coordinar a los asistentes, tarea nada sencilla por el murmullo constante. Con un altavoz daba instrucciones, mientras un ayudante traducía sus palabras al castellano para la comprensión de todos. Cuando más silencio y quietud exigían las tomas, el llanto de un niño rompió el momento mágico.

Desde las 7.30 horas, la lluvia no quiso perderse el espectáculo. Una vez finalizadas las tomas interiores les tocó el turno a las exteriores y más concretamente, a la playa. La temperatura no era la más apropiada para pasear por La Zurriola, pero los intrépidos aventureros quisieron retar a la climatología. Minutos antes, los municipales intentaban sin éxito que paseantes y bañistas abandonaran la playa para preservarles su intimidad. Los surfistas no cedieron, y es que a juzgar por las olas, resultó ser un día fructífero para practicar.

Tunick, subido en una grúa y con altavoz en ristre, guiaba y exigía a los fotografiados su dispersión. Sorprendentemente, la lluvia cesó en el preciso instante en que los más de mil voluntarios tocaron la arena. El frío empezaba a hacer mella entre los asistentes, que no dudaron en golpearse la piel para entrar en calor. Los que asistieron con pareja recurrieron a una práctica menos dolorosa y, sin duda, más placentera: el abrazo.

Tras una primera toma mirando al mar, el fotógrafo pidió que se tumbaran en la arena, situación que no fue del agrado de todos y con la que no dudaron en mostrar su desencanto. Pero fue en balde porque finalmente, cedieron a los requerimientos del fotógrafo. Con la imagen capturada, los nudistas se apresuraban en quitarse la arena pegada, que a buen seguro no estaba precisamente caliente.

Había llegado el momento de despedirse de algunos. Sólo las parejas que quisiesen podrían seguir formando parte de la sesión fotográfica. El escenario continuaba siendo el mismo, pero en este caso, en las rocas del espigón. La temática cambió radicalmente en este último tramo, resultando ser de un cierto tinte erótico; besos y caricias al desnudo al borde del mar. Con todo acabado, los voluntarios no pudieron ocultar su satisfacción. Hoy ya son parte de la historia de Tunick, y sus fotos recorrerán el mundo.

Y así fue. Spencer Tunick seguiría recorriendo el mundo con su cámara y dejando imágenes impactantes de cuerpos desnudos por sus calles. “En mi trabajo trato de usar el cuerpo desnudo en masa como una abstracción y las calles como mi lienzo“, dice el artista. Una de sus últimas grandes “perfomances” tuvo lugar en marzo del año pasado en Valencia y también tuvieron gran repercusión las que ha hecho como protesta a las políticas de Donald Trump.

Galería fotográfica: Cuando Donostia se desnudó ante las cámaras.

Vídeo relacionado: Así fue la sesión de fotografías.

Fuente: diariovasco.com Texto: Xabier Garate.

Información relacionada:

Hoy se cumplen 17 años desde que Spencer Tunick desnudó a Chile.
Desnud Arte: Spencer Tunick, el fotógrafo de las multitudes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .