La desnudez propiciada por la higiene y las circunstancias

Soldados desnudos

No importa en que guerra entremos, la 1ª ó 2ª Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam; no siempre hubo combates, también hubo descansos… y estos descansos de los combates no solo se usaron para volver a poner equipos, armas y máquinas en orden, a menudo también a uno mismo.

Pasaban días con el uniforme bastante incómodo, sudando y ensuciándose, con comezón y picazón: las picaduras de piojos eran un gran problema y las duchas de campo no estaban disponibles en todas partes. Así que cada río, cada arroyo, cada lago y cada estanque se convirtió en un pequeño tesoro y una distracción ante todo el horror de las guerras.

Cuando se quitaban el uniforme, volvian a ser por un tiempo seres humanos, no solo soldados. Si tenían el tiempo y la oportunidad como soldados, generalmente se quitaban la ropa por completo y se lanzaban al agua refrescante.

Cualquiera que haya visitado el viejo submarino (U-995) en Laboe sabe lo estrecho que es. Si también se tiene en cuenta que allí estaban haciendo su servicio entre 44 y 52 soldados de la Armada, seguro que se puede imaginar lo que debe haber olido allí después de poco tiempo durante un viaje submarino. Por ello los tripulantes del submarino aprovechaban cualquier ocasión para darse un refrescante baño.

Novosibirsk en junio de 1943. Soldados de la Wehrmacht construyendo un puente.

Soldados navales daneses en entrenamientos de natación.

El barón Carl Gustaf Emil Mannerheim (04/06/1867 – 27/01/1951) posa desnudo y a caballo en 1914, mientras sus soldados cruzaban un río en Polonia. De 1944 a 1946 fue presidente de Finlandia.

Finlandia – Segunda Guerra Mundial – Dondequiera que estuviera la línea del frente, una sauna tenía que haber. Ya sea bajo tierra, o sustancialmente más cómodo en una cabaña de troncos real aunque fuese pequeña.

Las luchas, los trabajos y el sufrimiento… olvidados por cortos periodos de tiempo y descanso, y como muestran las imágenes, haciendo un poco el «tonto» que volvían a hacer en cualquier ocasión siempre que era posible… ¿por qué no?

Si las fotos no mostraran los equipos de vez en cuando, las imágenes no identificarían los países individuales de origen de los soldados. Determinarlos, muy difícil… ¡desnudos somos (éramos) todos iguales!

Fuente: FKK Museum (texto original en alemán).

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las imágenes puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Un comentario en “La desnudez propiciada por la higiene y las circunstancias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.