Fotografías que demuestran que el cuerpo humano es la mejor escultura

Millones de artistas, a lo largo de la historia del arte, han utilizado el cuerpo humano como referencia para crear sus obras y como inspiración para desarrollar cualquier disciplina.

En la pintura o la escultura se usaban modelos reales para plasmar proporciones, rasgos y formas de manera realista; incluso en la arquitectura hubo un tiempo en el que las formas anatómicas adoptaban la funcionalidad de las columnas o los contrafuertes de muros y dinteles, las cariátides.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y es que si hacemos un repaso por las esculturas o las pinturas más famosas de todos los tiempos, seguro que reparamos en que la mayoría de ellas tienen las formas del cuerpo humano como protagonista; el David de Miguel Ángel, «El Pensador» de Rodin, «El Nacimiento de Venus» de Botticelli o la Danae de Gustav Klimt son algunos ejemplos de ello.

Pero, en el mundo de la fotografía, la anatomía no sirve como referencia o como inspiración, el cuerpo es el objeto en sí, la obra a través de la carnalidad viva y latente capturada en un momento y una perspectiva determinada.

«…si hacemos un repaso por las esculturas o las pinturas más famosas de todos los tiempos, seguro que reparamos en que la mayoría de ellas tienen las formas del cuerpo humano como protagonista»

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En ese afán por mezclar escultura, fotografía y perspectiva surrealista en la misma creación, el fotógrafo alemán Lovis Ostenrik presenta su galería de desnudos en blanco y negro que muestra cuerpos desde perspectivas imposibles.

La serie «Vexconcav» es una marciana recopilación de brazos y piernas llenos de flexibilidad que parecen haberse convertidos en entes de esqueletos cartilaginosos.

Las capturas están editadas e iluminadas con delicadeza y belleza y son el ejemplo claro de los dos conceptos que este artista sienta como base para crear su obra; por un lado, los gestos, el lenguaje corporal y las posturas que adoptamos y por el otro, el poder que puede causar en el espectador una sola imagen.

A nosotros nos ha conquistado con la fuerza de su proyecto y nos ha convencido totalmente de que el cuerpo es la mejor escultura que existe, pocas cosas hay más bellas en el mundo que sus líneas, sus recovecos, sus rincones y su calidez.

Fuente: culturainquieta.com Autor: Luiki Alonso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.