Desnud Arte: La chica pin-up de talla grande olvidada de la década de 1950

Aunque la década de 1950 celebró las curvas femeninas y también dio a luz a las chicas pin-up, todavía era inusual que un icono así luciera un físico más completo y redondeado. Cuando se dicen las palabras “chica pin-up”, lo primero que viene a la mente es probablemente Marilyn Monroe. La mujer era un icono y su estilo definía mucho el estilo de la modelo pin-up. Pero contrariamente a la idea errónea común, tendría alrededor de la talla 2 de los estándares actuales y no se acercaría a la supuesta talla 16. Con Marilyn todavía hoy encarnando a la mujer perfecta, la gente a veces se olvida de las otras chicas pin-up que también valen recordando – Hilda, la modelo de talla grande, por ejemplo.

Creada por el ilustrador Duane Bryers (1911-2012), Hilda era una chica de talla grande que definitivamente no era tímida con su cuerpo regordete. No solo era una de las únicas chicas con curvas en el juego de los pin-up en ese momento, sino que también era una chica hilarantemente torpe que era divertida de ver. Hilda adornó los calendarios de Estados Unidos desde la década de 1950 hasta la de 1980.

Fuente: boredpanda.com (Texto original en inglés).

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las imágenes puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Desnud Arte: Coderch & Malavia

El ser humano como centro del arte

Coderch & Malavia es un proyecto de escultura en el que el cuerpo humano es el centro del discurso plástico. Un universo de formas significantes en torno a la figura humana idealizada. Y un horizonte claro: la Belleza como herramienta diaria de trabajo. Joan Coderch y Javier Malavia se unieron en 2015 para realizar obra de escultura en la que una técnica depurada conduce el trabajo desde el modelado de taller a la pieza definitiva fundida en bronce.

Joan Coderch nació en Castellar del Vallés, Barcelona (1959) y se licenció en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona en 1984. Javier Malavia nació en Oñati, Guipúzcoa (1970), y se licenció en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de Valencia en 1993. Tras conocerse descubrieron sus afinidades artísticas que los llevó a embarcarse en este nuevo proyecto que sigue la línea de maestros de la figuración como Maillol, Rodin, Marini y Bourdelle.

Parte de la originalidad de su labor reside en su forma de trabajo ya que elaboran sus obras a cuatro manos, compartiendo la creación de las piezas. Joan y Javier, además ponen en común los valores de su creación artística como el compromiso social con la igualdad, el medio ambiente y la infancia.

Su proyecto destaca por la honestidad y la autenticidad: exploran diferentes actitudes humanas frente a la vida, donde está muy presente el mimetismo con la naturaleza, la búsqueda de la emoción a través de la obra, la muestra de los sentimientos que gobiernan al hombre, el encuentro entre figura y actitud, y la mezcla de la belleza y la disciplina. El ser humano es el centro de su arte.

Desde sus comienzos, Coderch & Malavia han logrado posicionarse como artistas figurativos destacados. Han recibido el Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura con su obra “Hamlet” en 2017 y el Primer Premio en la 14ª edición del Concurso ARC International Salón, con la escultura “The Swan Dance” en 2019. También figuran entre sus distinciones la Medalla de Escultura Mariano Benlliure, el TIAC Art Prize o el Arcadia Contemporary Award.

Además del reconocimiento nacional e internacional, su trabajo forma parte de colecciones privadas en varios países de Europa, Asia y América. Muestran su obra en exposiciones colectivas e individuales tanto en entidades privadas como en espacios públicos. Muchos lugares de Francia, Estados Unidos (Miami), México, Italia o Grecia han tenido la oportunidad de disfrutar de sus obras donde regularmente exponen. Estuvieron presentes en la ciudad de Berlín con su obra “Learning to Fly” en la Urban Nation Biennial en septiembre de 2019.

En 2018 realizaron una exposición individual en la Galerie Mokum de Amsterdam.

En España han expuesto en las ciudades más importantes como A Coruña, Barcelona, Granada, Ibiza, Madrid, Valencia o Málaga.

Joan Coderch y Javier Malavia trabajan actualmente en Valencia, en una antigua nave industrial de 400 metros cuadrados que también les sirve como lugar de exposición privada del conjunto de sus obras.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Coderch & Malavia.

Vídeo relacionado:

Desnud Arte: Ryan McGinley

Ryan McGinley saltó a la fama cuando tenía poco más de veinte años después de distribuir copias de un portafolio de fotografías autoeditado. Desde entonces, se ha hecho conocido como el artista más joven, a la edad de 23 años, en presentar una exposición individual en el Whitney Museum of American Art. Su trabajo gira en torno a la vida y la juventud de familiares y amigos en la cultura contemporánea, y particularmente en el Lower East Side.

Si bien sus primeros trabajos presentaban temas más cándidos y documentales, comenzó a explorar desde 2003 la posibilidad de fotografiar situaciones dirigidas. Desde entonces se ha hecho conocido por retratos de estudio y paisajes con cuerpos en acción o perdidos en la contemplación.

Las modelos de McGinley suelen estar desnudas, aunque nunca sexualizadas. McGinley ha dicho: “Creo que la mayoría de la gente mira [la desnudez] sexualmente, pero creo que todo el mundo se ve más sexy con la ropa puesta”.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Ryan McGinley.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las imágenes puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Vídeo relacionado:

El video “Gobbledigook” se publicó el 27 de mayo de 2008 en SigurRos.com. Fue filmado en mayo de 2008 por Arni & Kinski, quien anteriormente dirigió los vídeos de la banda: “Glósóli”, “Viðrar vel til loftárása” y “Hoppípolla”, además de colaborar con el fotógrafo Ryan McGinley, cuyo trabajo se ha utilizado como la portada del álbum “Með suð í eyrum við spilum endalaust” y los sencillos consiguientes. El director de fotografía Christopher Doyle filmó el vídeo.

“Con un zumbido en nuestros oídos jugamos sin cesar” (Með suð í eyrum við spilum endalaust) el vídeo muestra a un grupo de aproximadamente diez adultos jóvenes desnudos que juegan, bailan, corren, saltan en plena naturaleza al ritmo de la música.