«Tetiñas Free»: El movimiento nudista gallego que dio la vuelta al mundo en los 80

El precursor fue Miguel Cancio, que luchó para que en 1989 se legalizase el nudismo en las playas de Galicia y España y actualmente Naturigal, la única Asociación Naturista de Galicia, intenta coger el testigo de estos pioneros.

Nudistas en una playa gallega.

Galicia. Años 80. En la aislada playa de Baroña (A Coruña) son detenidas 14 personas que hacían nudismo por un grupo de Guardias Civiles armados con subfusiles que les acusan del delito de escándalo público. Este acontecimiento fue el desencadenante del nacimiento de «Tetiñas Free», un movimiento nudista gallego que dio la vuelta al mundo y que denunciaba también casos de especulación urbanística, además de conseguir en 1989 la legalización de la práctica del nudismo en las playas gallegas y españolas.

El alma de este inolvidable movimiento y principal precursor fue el economista, sociólogo y exprofesor de la facultad de Ciencias Económicas de Santiago (USC), Miguel Cancio. El gallego pone de manifiesto que en 1973 él ya iba con amigos a la playa del Castro de Baroña a hacer nudismo, un lugar «donde convivía gente vestida y desnuda sin problemas», rememora. En 1975 se mudó a París durante varios años a estudiar y asegura que a su vuelta a Galicia «había aumentado aún más esta tendencia», a la vez que deja claro que en aquel momento «no formaba parte de ningún movimiento ecologista».

En 1983 tuvo lugar un hecho que cambiaría la historia del nudismo y de Galicia para siempre, la detención del grupo de nudistas en la playa de Baroña (conformado por hombres y mujeres entre los que se encontraba Sanz de Siria, un cámara de TVE muy activo en el movimiento), que fueron llevados por las autoridades a Santiago, donde se les hizo una ficha policial con fotos de frente y de perfil. Este incidente está relacionado con la denuncia que estas personas hicieron en aquel momento de lo que se conoce como «el búnker de Baroña», un edificio de tres pisos levantado al borde de la playa «en unas condiciones totalmente ilegales», según señala Cancio. Por esta razón denunciaron la «ilegalidad» en la Delegación Provincial de Urbanismo.

A pesar de sus razones, gran parte de los habitantes de Baroña adoptaron una actitud hostil con Cancio y sus compañeros influenciados principalmente por el cura del pueblo, que trasladó a los vecinos, según recuerda, que «los nudistas iban a estropear el terreno que podían vender junto con ese edificio y que iban a dar muchos problemas». Debido a este «atropello», el sociólogo y economista impulsa la denominada  (CNER). «En Baroña se escandalizaron por unos culos al sol, tetiñas y piroliñas free y, sin embargo, no se escandalizan por aberraciones como el búnker, algo que no solo sucedía en A Coruña sino en toda la costa», critica.

Playa del Castro de Baroña.

Influencia nacional y legalización del nudismo

A raíz del nacimiento de la CNER, la influencia del movimiento «Tetiñas Free» y los ideales de la organización se extienden a nivel gallego y nacional. Los miembros de la organización con Cancio a la cabeza recogieron firmas para legalizar el nudismo y hubo manifestaciones en tierras gallegas y diferentes puntos de España en las que se produjeron incluso agresiones. A pesar de todo, unos años después, en 1989, se consigue que el nudismo sea una práctica legal tal como se pretendía.

En este tiempo tuvo lugar el juicio a los 14 detenidos de Baroña, que fueron declarados inocentes, pero Cancio concreta que «antes de la legalización de las playas nudistas hubo infinidad de reyertas e incluso algunos fallecidos por el delito de escándalo público». «Nosotros fuimos un factor fundamental para llamar la atención sobre este problema y promover una solución, denunciamos la agresión a los 14 nudistas e hicimos propuesta de ley de legalización playas nudistas que se aprobó a partir de nuestras acciones», explica, a lo que añade que sobre los movimientos «Tetiñas Free, Piroliñas Free o Topless» hubo reivindicaciones a lo largo de toda España. «Tuvieron lugar problemas muy graves e incluso gente que se suicidó por conflictos relacionados con escándalo público», cuenta.

Búnker de Baroña.

En 1989, el artículo 431 del Código Penal, es abolido de cara a suprimir las consideraciones de índole moral, que eran inconstitucionales. Desde ese momento el nudismo pasa a ser legal en cualquier espacio público (Ley Orgánica 5/1988). La abolición del «escándalo público» fue la consecuencia de la proposición 122/000046, del 17 de marzo de1987, en la que se calificaba al «escándalo público, radicalmente incompatible con un orden democrático y pluralista como el que la Constitución consagra como mandato del legislador».

En la intensa lucha de Cancio y los miembros de la CNER para llevar adelante el proyecto de ley para legalizar el nudismo, además de las numerosas movilizaciones y la recogida de miles de firmas, el gallego afirma orgulloso que llegó a escribirle el presidente del Gobierno en aquellos años, Felipe González, como respuesta a los comunicados y propuestas que le trasladaban. «Nos envió información sobre el nudismo, pero en francés, y su gobierno tardó bastantes años en despenalizar el nudismo», apunta.

Carteles protesta nudismo.

«Queríamos resolver un problema de libertad y derechos en una democracia donde conviviese gente desnuda, vestida, en tetiñas free y que supiera respetarse. El cuerpo no es «el cuerpo del delito» aunque esté desnudo y una persona no es más que otra esté vestido o desnuda, hay que respetar los derechos y principios de los demás», argumenta. «Nosotros no nos creíamos más que nadie, ni queríamos imponer el nudismo a todo el mundo ni teníamos ninguna actitud revolucionaria», dice.

Discurso «irónico» y presencia en medios de comunicación

Cancio subraya que el discurso asociado al movimiento «Tetiñas Free» se caracterizaba por «irónico y revulsivo, además de actuar con alegría y gracia que fue la fórmula del éxito». Tal fue el alcance, que además de tener presencia en las cadenas de televisión nacionales, corresponsales de la agencia de noticias Reuters se desplazaron desde Londres para hacerse eco del movimiento surgido en una remota playa gallega de difícil acceso.

Una de las intervenciones más sonadas del grupo fue en el programa de Televisión Española (TVE), «Si yo fuera presidente» de Fernando Tola. En él Cancio y sus compañeros salieron desnudos a plató con las cámaras grabándoles de espaldas y fueron entrevistados por Tola, que estaba frente a ellos, a trasluz. «El final de la entrevista fue un zoom sobre nuestros culos», detalla Cancio.

También en TVE, el portavoz de la Coordinadora Nudista estuvo en un programa de la tarde dirigido por Pepe Navarro, grabado a los pocos días de las detenciones en Baroña. En el formato, Cancio expresó que «el culo al aire en verano y para el baño es muy sano y no hace daño», rememora, a la vez que se mostró con paraguas un día lluvioso en el propio arenal junto a un médico amigo, ambos desnudos, con una pancarta para denunciar el «búnker de Baroña». De aquella época, rescata también el recuerdo de que «los nudistas convivían pacíficamente con los agricultores de la zona que trabajaban las tierras al borde de la playa».

Miembros del movimiento «Tetiñas Free» en TVE.

Todas estas intervenciones, en palabras de Cancio, «sirvieron a su vez para cambiar la imagen de una Galicia atrasada y profunda», algo que asegura que «no era cierto porque desde los 70 se hacía nudismo en Baroña y en la playa de Barra en Cangas (Pontevedra), amén de otras zonas de la comunidad». «El problema surgió porque había intereses en atacarnos porque pusimos en cuestión el búnker», sostiene.

«Los palmeros del cambio en pelotas» fue otro de los nombres con los que se presentaba Cancio y su grupo para hacer estas denuncias relacionadas con el nudismo y en el contexto de la legalización de las playas nudistas. Sobre la actualidad del nudismo en España, Cancio asegura que «desde que fue aceptado adquirió posibilidades turísticas en distinta zonas», pero sin embargo apunta que «siempre va a haber gente que esté en contra o gamberros irrespetuosos».

«El nudismo da la posibilidad de desenvolverse libremente sin vestiduras y de sentir la fuerza de la naturaleza. No se debe pensar que por ir desvestido se rompe con valores o principios y hay que perseguirlo, hay que hacerlo todo con honradez y respetando a los demás», aclara. «Los cuiños al sol no perjudicaban a nadie, defendían justicia justa y libertad responsable», concluye con determinación.

Naturigal: La única Asociación Naturista de Galicia

Naturigal, la Asociación Naturista de Galicia, es la única de este tipo que existe actualmente en la comunidad y es joven, ya que nació en mayo de 2020 en plena pandemia. «Un grupo de conocidos y no conocidos quisimos organizar un grupo naturista porque dentro de este mundo hay una cierta vida social y por darle una visión más oficial a nuestro movimiento», asegura el secretario y uno de los siete miembros fundadores, Carlos Rubio. Actualmente hay 30 socios.

«Una parte de lo que promovemos es el asociacionismo, porque no hay muchas asociaciones sobre este tema, y por otro lado, queremos dar visibilidad sobre que esto es algo normal y natural que no es ninguna junta de gente que está mal de la cabeza», apunta. «Se puede ir sin ropa a la playa y no es nada especial, nadie tiene que esconderse ni escandalizarse», asegura Rubio, que a su vez cuenta que «socios nuevos que no eran nudistas lo han probado y coinciden en que se está mejor». A su vez, otro objetivo de Naturigal es la eliminación de tabúes, naturalizar el nudismo.

«Queremos dejar claro que no te pueden castigar por hacer esto, que si te desnudas no estás haciendo nada feo», admite Rubio. Las asociaciones de este tipo y Naturigal en concreto se enmarcan en la Federación Española de Naturismo (FEN). Entre las acciones que lleva a cabo la asociación en Galicia, destacan salidas al monte de senderismo, a la vez que «están intentando hacer algún tipo de spa nudista o acceder a algún spa con opción nudista», una opción paralizada ahora mismo por la pandemia. Además, los miembros de Naturigal han estado en un camping nudista en Portugal donde se promocionaron entre los usuarios e intentaron ir a playas donde se practica nudismo para darse a conocer.

Anulación de ordenanzas y primer movimiento que anuló una ley

En Naturigal han hecho reivindicaciones a ayuntamientos que son reáceos al nudismo y que tienen ordenanzas restrictivas. Unas protestas mediante escritos que han logrado que varias de estas ordenanzas restrictivas se anulasen «al carecer de valor jurídico», aclara Rubio. Sobre el nudismo en la actualidad en Galicia y a nivel nacional, el secretario sostiene que «siempre ha sido una tendencia minoritaria y que ahora las redes sociales hacen daño a este tema porque está todo muy perseguido, además de que la juventud no se anima».

En esta línea, pone de manifiesto que «el nudismo era más reivindicativo antes, cuando gente iba a sitios donde no había nadie y creaba tradición», un logro que achaca a los precursores de «Tetiñas Free». Los logros de este movimiento, en palabras de Rubio, «son fundamentales para Naturigal y son considerados un hito por la FEN». «Fue el primer movimiento que anuló una ley, la ley de escándalo público, que no tenía sentido en un estado democrático. Fueron unos adelantados a su tiempo que protestaron y se movieron por este tema y es admirable que un movimiento que nació en una playa en un sitio perdido de pocas personas pudiera mover una ley orgánica», asegura.

Rubio no estaba en Galicia cuando «Tetiñas Free» estaba en pleno auge, pero rememora que «hace muchos años probó el nudismo en playas enormes donde estaba solo y le pareció una maravilla». «Te ves libre y a gusto. Lo pruebas por ti mismo y bien, pero luego viene el tema social de que te vean otros, pero te lo vas quitando poco a poco de la cabeza y ya no te da palo, le das más valor a no tener ropa mojada encima y no a que te esté viendo otra gente sin ropa», indica.

Como playas «míticas» para el nudismo en Galicia destaca la de Baroña, donde comenzó todo; la de Barra en Cangas (Pontevedra) y la de Barrañán en Arteixo (A Coruña). La pandemia no ha favorecido el nudismo, según el miembro de Naturigal, ya que critica «la masificación de los arenales donde antes no había nadie», algo que achaca a la necesidad de distancia entre bañistas a la que obliga la crisis sanitaria por prevención. En este sentido, las principales reivindicaciones del grupo se basan en recuperar playas aisladas para estar tranquilos haciendo nudismo, como por ejemplo los arenales del popular Camiño dos Faros, una ruta de 200 kilómetros que una Malpica con Fisterra en A Coruña. En este entorno el problema actual son los centenares de caminantes que pasan a diario por los arenales.

Asimismo, desde la FEN se están impulsando movimientos para luchar contra proyectos de urbanización que invaden los arenales, como ocurre en la playa de Cala Mosca (Alicante) o Benalnatura (Málaga). «Estamos concienciados para proteger los espacios naturales, no solo para el naturismo sino también para defenderlos de la especulación. Nuestra labor son conservar las playas nudistas de Galicia y que no se nos discrimine del resto», defienden con optimismo.

Fuente: Quincemil Cultura. Autora: Amara Santos.

Información relacionada:

…y con ellos llegó el despelote.
No era fácil ser nudista en los 80 en nuestro país.
Baroña 193, la verdad al desnudo.

La desnudez propiciada por la higiene y las circunstancias

Soldados desnudos

No importa en que guerra entremos, la 1ª ó 2ª Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam; no siempre hubo combates, también hubo descansos… y estos descansos de los combates no solo se usaron para volver a poner equipos, armas y máquinas en orden, a menudo también a uno mismo.

Pasaban días con el uniforme bastante incómodo, sudando y ensuciándose, con comezón y picazón: las picaduras de piojos eran un gran problema y las duchas de campo no estaban disponibles en todas partes. Así que cada río, cada arroyo, cada lago y cada estanque se convirtió en un pequeño tesoro y una distracción ante todo el horror de las guerras.

Cuando se quitaban el uniforme, volvian a ser por un tiempo seres humanos, no solo soldados. Si tenían el tiempo y la oportunidad como soldados, generalmente se quitaban la ropa por completo y se lanzaban al agua refrescante.

Cualquiera que haya visitado el viejo submarino (U-995) en Laboe sabe lo estrecho que es. Si también se tiene en cuenta que allí estaban haciendo su servicio entre 44 y 52 soldados de la Armada, seguro que se puede imaginar lo que debe haber olido allí después de poco tiempo durante un viaje submarino. Por ello los tripulantes del submarino aprovechaban cualquier ocasión para darse un refrescante baño.

Novosibirsk en junio de 1943. Soldados de la Wehrmacht construyendo un puente.

Soldados navales daneses en entrenamientos de natación.

El barón Carl Gustaf Emil Mannerheim (04/06/1867 – 27/01/1951) posa desnudo y a caballo en 1914, mientras sus soldados cruzaban un río en Polonia. De 1944 a 1946 fue presidente de Finlandia.

Finlandia – Segunda Guerra Mundial – Dondequiera que estuviera la línea del frente, una sauna tenía que haber. Ya sea bajo tierra, o sustancialmente más cómodo en una cabaña de troncos real aunque fuese pequeña.

Las luchas, los trabajos y el sufrimiento… olvidados por cortos periodos de tiempo y descanso, y como muestran las imágenes, haciendo un poco el «tonto» que volvían a hacer en cualquier ocasión siempre que era posible… ¿por qué no?

Si las fotos no mostraran los equipos de vez en cuando, las imágenes no identificarían los países individuales de origen de los soldados. Determinarlos, muy difícil… ¡desnudos somos (éramos) todos iguales!

Fuente: FKK Museum (texto original en alemán).

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las imágenes puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Desnudez negra: cultura, resistencia y renacimiento

Cuando escuchas la palabra nudista, ¿en qué piensas? ¿Te imaginas a los hippies blancos tomando el sol desnudos en una playa apartada, muy, muy lejana? ¿Te imaginas esos cuerpos siendo negros? ¿Sabías que existe un movimiento nudista negro?

La desnudez, por supuesto, es algo natural para todos los humanos, independientemente de su raza. Pero la desnudez tiene una historia importante que se le atribuye cuando se trata de africanos. Antes de analizar el movimiento nudista negro actual, echemos un vistazo a la historia de la desnudez en la cultura africana.

Desnudez en varias culturas africanas

Antes de los días transatlánticos de la esclavitud, la desnudez era ampliamente aceptada y celebrada en la cultura africana. Las tribus africanas como la tribu igbo en Nigeria, la tribu Karamajong en Uganda y la tribu zulú en Sudáfrica generalmente realizaban sus actividades diarias desnudas. Estas tribus no veían la desnudez como algo de lo que avergonzarse o reprimirse. Formaba parte de su cultura.

La desnudez generalizada en la antigua África podría atribuirse al clima cálido y húmedo de los trópicos. La mayoría de los africanos antiguos realizaban trabajos que implicaban trabajo manual. Por lo tanto, la desnudez les brindó la oportunidad de refrescarse mientras participaban en sus actividades.

Además, en el antiguo Egipto, su joven faraón egipcio Akhen-Aton hizo una declaración abierta a favor de la práctica de la desnudez como una forma de lograr el avance espiritual y físico. Las historias apoyan la afirmación de que él y la reina Nefertiti a menudo estaban desnudos en el palacio.

Sin embargo, una vez que el comercio de esclavos y la religión cruzaron el mar Atlántico y encontraron su camino en África, las cosas cambiaron. La desnudez llegó a ser vista como algo pecaminoso y vergonzoso.

Los exploradores europeos tenían la opinión de que la falta de ropa que descubrieron en África era primitiva. Además, los colonizadores hicieron una distinción hipócrita entre la desnudez en el arte europeo y la desnudez de los africanos. Describieron erróneamente la desnudez africana como incivilizada y racialmente inferior.

Los descendientes de africanos que se encontraron en Europa y América como esclavos fueron obligados a cubrirse y se les enseñó a ver su desnudez como bárbara e incivilizada. Posteriormente, esto condujo a la disminución constante de la desnudez entre los negros de todo el mundo.

La desnudez como forma de resistencia

A pesar de la reacción violenta, la desnudez negra recibida por parte de los occidentales, la desnudez ha sido utilizada como una forma de resistencia por parte de los negros en todo el mundo.

La desnudez envía un mensaje poderoso. La desnudez dice: «Mírame como soy, acéptame como soy».

Por lo tanto, no sorprende que los negros de todo el mundo hayan utilizado la desnudez como una forma de protesta. En la sociedad africana, una mujer desnudándose en un lugar público es un asunto grave. Tiene la intención de traer vergüenza y una maldición sobre la persona que le ha traído todo este sufrimiento.

Curiosamente, las mujeres negras han sido pioneras en la desnudez negra como forma de protesta. Aquí hay algunos ejemplos históricos de protestas desnudas de mujeres negras.

Disturbios femeninos de Aba de 1929

El motín de mujeres de Aba, que ocurrió en 1929, duró dos meses. Un grupo de mujeres del mercado de la tribu igbo en el sureste de Nigeria organizó la protesta. Estas mujeres organizaron resistencia contra los poderes excesivos del gobierno británico y los jefes de orden indígenas durante la colonización.

Las políticas fiscales de explotación que afectaron a estas mujeres desencadenaron la resistencia. En la tradición Igbo, se suponía que las mujeres no pagaban impuestos.

No obstante, el gobierno británico no respetó la tradición del pueblo Igbo. Las mujeres igbo suplicaron al gobierno colonial que respetara su condición de exenta de impuestos, pero la solicitud fue ignorada.

La rebelión comenzó en un pueblo llamado Oloko. Comenzó cuando un representante de un suboficial fue a cobrar impuestos a una viuda. La viuda se negó a obedecer, lo que provocó una discusión que terminó con un suboficial agrediéndola. Luego pasó a reunir a otras mujeres en la plaza del pueblo. Su historia llevó a mujeres de otras aldeas a unirse a su aldea en la protesta que duró dos meses.

Aproximadamente 10,000 mujeres fueron parte de la protesta de Mujeres Aba. Ellas protestaron desnudas y semidesnudas para desafiar a las autoridades coloniales británicas. Fue la forma más alta de resistencia que el gobierno colonial británico presenció en Nigeria.

Mujeres por Liberia Acción masiva por la paz

Leymah Gbamee, una de las líderes que ayudó a iniciar el movimiento, recibió el Premio Nobel de la Paz en 2011. En 2003, movilizó a muchas mujeres para llamar a los delegados presentes en las negociaciones de Accra.

El grupo de mujeres exigió que las representantes firmaran lo antes posible el acuerdo de paz alcanzado en las negociaciones de Accra. Amenazaron con desnudarse si no se tomaban en serio sus demandas.

Pudieron obligar a los delegados a llegar a un acuerdo en las negociaciones de paz. Los delegados se asustaron ante la idea de ver a la líder desnudarse.

La idea de usar la desnudez para traer vergüenza y una maldición sobre las personas que te oprimen funcionó a favor de las mujeres como herramienta de resistencia.

Protesta en topless de San Francisco

Más recientemente, en 2015, un grupo de mujeres negras protagonizó una protesta en topless en San Francisco. La protesta en topless tenía como objetivo llamar la atención sobre el asesinato de mujeres y niños negros por parte de la policía.

Se encontraron manifestantes con carteles con el hashtag #SayHerName. Los manifestantes también tenían nombres y fotografías de mujeres negras muertas que fueron víctimas de la brutalidad policial.

Uno de los manifestantes, Chinyere Tutashinda, dijo: «También entendemos que vivimos en un país que mercantiliza a las mujeres negras y los cuerpos negros». La protesta envió un mensaje de que los cuerpos negros no eran una mercancía sino que debían ser respetados.

Censura y desnudez negra

En los tiempos modernos, la censura de la mayoría de los medios sociales ha hecho que la desnudez negra sea más difícil de expresar. La desnudez negra es a menudo simbólica y cultural.

Sin embargo, debido a que la mayoría de las personas ven la desnudez sexualmente, es difícil para la mayoría de las personas retratar su desnudez en los medios de comunicación social. Un ejemplo de tal escenario es el caso del popular presentador de televisión sudafricano, Ntando Duma.

En la cultura zulú, una mujer honra a su Umemolo con su familia a la edad de veintiún años. Umemulo es una forma de que una mujer virgen demuestre que está disponible para el matrimonio.

Los participantes de la ceremonia visten un atuendo tradicional, lo que implica que van casi completamente en topless.

Ntando Nduma celebró su Umemulo en 2016 en su ciudad natal en Orange Farm. La estrella de televisión compartió imágenes de la ceremonia con sus más de un millón de seguidores en Instagram.

Desafortunadamente, debido a las reglas de Instagram sobre desnudez, las imágenes fueron censuradas. En uno de sus subtítulos, la estrella de televisión escribió: «Esto no es desnudez, es cultura».

Desnudez negra en el siglo XXI

No es de extrañar que la desnudez no haya sido prohibida por completo en algunas partes de África. Todavía hay ocasiones especiales en las que se muestra y se celebra la desnudez.

Una de esas ocasiones son los torneos de lucha con palos en Etiopía. Otro ejemplo de tal ocasión es el Umkhosi Womhlanga de los zulúes y swazi, en el que las jóvenes que han alcanzado la mayoría de edad bailan con el torso desnudo.

En el oeste, organizaciones como The Black Naturalist Association, están tratando de promover el estilo de vida nudista y todos los beneficios que conlleva.

Las redes sociales han promovido el impulso para desestigmatizar la desnudez negra. Varias estrellas como Lizzo han publicado desnudos de sí mismas para promover la positividad corporal.

Parece que la desnudez negra como forma de resistencia y celebración llegó para quedarse.

Fuente: Black Excellence (texto original en inglés).