La fundación de la Sociedad Naturista (The Naturist Society Foundation)

Visión: Crear un mundo de ropa opcional donde tu cuerpo no define quién eres.
Misión: Promover una cultura de aceptación del cuerpo a través de la recreación, la educación y el alcance comunitario opcional.
Valores: Naturismo, comprensión, diversidad, educación.

En un momento u otro, muchos de nosotros probablemente nos hemos preguntado cómo es pasear por una playa bañada por el sol vestidos nada más que con una sonrisa. Parece tan acogedor, tan liberador… tan natural.

Tal vez pienses que es algo que otras personas hacen. ¿Pero sabes que? Aquellos de nosotros en The Naturist Society (TNSF) somos esas “otras personas”, y es probable que seamos muy parecidos a usted.

Nuestros miles de miembros de los EE. UU., Canadá y más allá provienen de todos los ámbitos de la vida. Solteros, familias y jubilados, maestros, obreros de la construcción, empleados y programadores de computadoras. trotamundos y caseros… no importa. Si comparte nuestro principio subyacente, la aceptación del cuerpo a través de la recreación del desnudo, usted ya es un naturista de corazón.

Tal vez por eso has elegido este sitio. Tienes curiosidad por la desnudez social, pero no sabes mucho al respecto. Tal vez hace unos años y quieres volver a intentarlo. O tal vez simplemente no te gusta usar ropa y te preguntas si hay personas afines en el mundo.

Ya sea que sueñe con las islas caribeñas, los elegantes spas europeos, las excursiones por el campo y las aguas termales, los resorts familiares o las playas pintorescas cercanas a su hogar, ha venido al lugar correcto. TNSF puede ponerlo en contacto con oportunidades naturistas en toda la ciudad y en todo el mundo.

¿Por qué? Por la diversión, por supuesto. Pero esa no es toda la historia. En TNSF tomamos en serio el tema de la aceptación del cuerpo. Vemos la forma humana desnuda por lo que es: un regalo de la naturaleza, digno y digno de respeto, independientemente de la forma, el tamaño, la edad o el tono.

Para ver por qué otros se han unido a la familia de la Fundación de la Sociedad Naturista, eche un vistazo a los siguientes testimonios en vídeo.

También puedes leer o bajarte el pdf: “La sociedad naturista: una breve historia, por Mark Storey” (texto en inglés).

Fuente: The Naturist Society Foundation (texto original en inglés).

Utopía desnuda: cómo los primeros nudistas de Inglaterra imaginaron el futuro

El cuerpo desnudo es tan viejo como la humanidad. Pero el nudismo como forma social, organizada en clubes y sociedades, solo alcanzó la mayoría de edad en Inglaterra en la década de 1920. Sus practicantes eran de una variedad de antecedentes e incluían a aquellos con intereses en la “cultura física” (hoy nos referiríamos a esto como concursos de belleza y construcción del cuerpo). Muchos estaban interesados ​​en la salud natural, incluidas las dietas vegetarianas y de alimentos crudos, y los nuevos regímenes de ejercicio desde el senderismo hasta el yoga.

Anuncio del camping nudista Spielplatz, revista Health and Efficiency, 1935.

El nudismo fue particularmente adoptado por artistas e intelectuales como parte de un conjunto más amplio de prácticas progresivas asociadas con el pensamiento libre. Muchos eran internacionalistas inspirados por tradiciones nudistas alemanas más antiguas, que eran mucho más populares y organizadas en una escala mayor que los esfuerzos ingleses. Entendieron que desnudarse era parte de un ideal más amplio de liberación física, mental y espiritual.

Para los nudistas en este grupo, quitarse la ropa en grupos organizados prometía nada menos que el cielo en la tierra. Como dijo un entusiasta de 1933 en la revista Gymnos:

“Para los nudistas que piensan”: Representa la regeneración completa, en el sentido de que cambia lo falso por lo verdadero; esclavitud por la libertad; la hipocresía y la falta de verdad de propósito y resolución, y, sobre todo, eleva la mente y lleva al alma a luchar por alturas muy por encima de las cosas mezquinas que están asociadas a la civilización, tal como la conocemos hoy.

La civilización, que indica el mundo moderno, mecanizado e industrializado, se consideraba corrupta. Sus problemas múltiples se hicieron materiales en todo lo que estaba mal con la ropa contemporánea.

La muerte de la moda

Si el nudismo era utópico y escapista, el vestido era necesariamente el inverso: distópico y aprisionante. Las prendas fueron descritas por apasionados nudistas tempranos en sus publicaciones como “celdas de tela sucia” y “las cadenas de hierro que la civilización y las costumbres han clavado en la humanidad sufriente”. La enfermedad fue vista como “en gran medida un resultado inevitable de la esclavización del cuerpo dentro de las paredes oscuras de su propia ropa”. En lugar de sufrir este destino, los nudistas de entreguerras propusieron una forma de vida alternativa, declarando en revistas Sun Bathing to Health and Efficiency: “La ropa está muerta”.

Revista Health and Efficiency, 1933.

Para algunos de sus partidarios más ardientes, la desnudez se propuso como una cura completa para los males modernos. Si se sintieran sus beneficios físicos y mentales, no se debe usar nada en ningún momento. Estos entusiastas esperaban un momento en que el nudismo se convirtiera en la norma en las calles de Londres, cuando “todas las personas de mentalidades normales… vivieran como nudistas, y descartaran de forma permanente la ropa”. Algunos nudistas incluso predijeron que los cuerpos evolucionarían para no tener necesidad de prendas de vestir para obtener calidez o protección; los cuerpos sanos y vigorosos producidos por la exposición total serían inmunes a los cambios climáticos. Algunos de los practicantes tempranos más ardientes del nudismo escalaron montañas e incluso esquiaron en desnudez.

Pero otros vieron este tipo de prácticas como un puente demasiado alejado del mundo convencional. Las voces más moderadas argumentaron que “la ropa tiene un lugar importante para llenar y nadie más que un chiflado propondría su abolición total”.

Vale la pena recordar que la desnudez en público era (y es) una ofensa perseguible. El establecimiento de “clubes de sol” privados y “sociedades para tomar el sol” en los años de entreguerras, con estrictos procedimientos de membresía, aseguró que los nudistas evitaran el arresto y también ayudaron a mantener la respetabilidad. Las concepciones populares del nudismo iban desde lo entretenido hasta lo francamente consternado; Las revistas nudistas resumían regularmente artículos de la prensa dominante que decían que el nudismo era inmoral, incluso “malo”. Incluso si se lo ve benignamente, el nudismo se consideraba popularmente excéntrico, por lo que los que deseaban evitar las acusaciones de culto promovían un enfoque “sensato” o racional.

Aquellos que siguieron una línea más moderada de nudismo reconocieron que se necesitaban prácticas cambiantes de vestir y desvestirse según las circunstancias permitidas. Este enfoque más pragmático promovió tomar el sol de vez en cuando, en condiciones apropiadas, en el mínimo de vestimenta con el objetivo de mejorar la salud y el bienestar. También llevó a algunos a inventar ropa para nudistas como una concesión a los muchos días sin sol del país. Las ambiciones de diseño van desde lo racional a lo fantástico.

Libro Nudism in Modern Life, de Murice Parmalee.

El guardarropa del nudista

El esquema más completo fue propuesto en 1933 por Maurice Parmalee, autor de Nudism in Modern Life. Propuso que los artículos de vestir, que se usarían cuando se requiriera alguna forma de protección, deberían estar abiertos, aireados y no cubrir más del cuerpo de lo estrictamente necesario.

Además de estas sugerencias prácticas, ofreció ideales más visionarios, incluida la eliminación de las diferencias sectoriales entre los sexos. Promovió prendas específicas para resolver problemas de calor, protección de los pies y aspectos prácticos de la menstruación antes de que se utilizaran ampliamente los productos sanitarios internos. La inspiración se dibujó libremente a través de la historia y la geografía, con el resultado neto formando un extravagante conjunto de jubones, fajas, faldas escocesas, calcetines, sandalias japonesas, ponchos sudamericanos con capucha, y bolsos de mano para las necesidades diarias.

Los ítems individuales fueron diseñados para abordar las deficiencias prácticas específicas de la desnudez, pero también reflejaron la naturaleza cambiante del mundo nudista venidero. Parmalee argumentó que en su futuro nudista: “Habrá menos tentación a la deshonestidad, por lo que la falta de bolsillos no será un serio inconveniente”.

El futuro desnudo

A pesar de todas las afirmaciones de la inevitabilidad del nudismo, casi 100 años después no es más común encontrar personas desnudas en la calle que nunca. La utopía nudista de la década de 1920 sigue siendo un sueño imposible. Incluso a mediados de la década de 1930, la fantasía había empezado a empañarse; los dramáticos cambios políticos en Alemania demostraron que desvestirse solo no podía traer un nuevo mundo democrático, pacifista e igualitario. No obstante, las visiones de los moderados ingleses, con su ambición de ropa ligera y tomar el sol en un mínimo de atuendo, ganaron seguimiento constante durante la década de 1930 como parte de una relajación general de la vestimenta y los modales. Después de la guerra, solo el nudismo social inglés, organizado a través de clubes y sociedades, se desvaneció. El nudismo para el ocio, especialmente en las vacaciones continentales, continuó gozando de una buena salud.

Naturismo en la actualidad.

En la actualidad, los practicantes contemporáneos de lo que ahora se conoce como naturismo tienden a no vincular su desvinculación con el socialismo, el vegetarianismo o el antimaterialismo de los pioneros de entreguerras del nudismo; simplemente se percibe como un pasatiempo agradable. Como tal, las campañas de los primeros nudistas sociales en Inglaterra podrían parecer un caso cerrado.

Sin embargo, en su forma más radical, los filósofos del nudismo recomendaban la deconstrucción de toda propiedad social en busca de un nuevo futuro. El mundo que ellos previeron uniría a todos en una sola hermandad, restablecería una unión con la naturaleza y haría del mundo un lugar más seguro, más justo y más hermoso. Estas ambiciones permanecen hoy en día, aunque los suscriptores modernos pueden diferir en su enfoque de cómo deben ser entregados. Pueden pasar siglos, como esperaba Parmalee, pero la esperanza de un mundo nuevo es eterna.

Fuente: The Conversation (texto original en inglés).

Bibliotecas nudistas naturistas en el mundo

Internationale FKK-Bibliothek Kassel/Baunatal

La Internationale FKK-Bibliothek Kassel/Baunatal “Biblioteca Nudista Naturista Internacional” (IFB) es la biblioteca y el archivo de la INF-FNI. La rama de la biblioteca INF en Amberes ahora está disuelta. Los extensos stocks han sido transferidos a Baunatal en el IFB. Jörg Damm, ex jefe de ambas ramas, ahora se ocupa de toda la literatura, revistas y realidades de la INF en Baunatal. Revistas, libros, recopiladas de 4 continentes, de 27 países en 23 idiomas.

Fundada por Karlwili Damm y ahora continuada por su hijo, la biblioteca es la colección nudista naturista más importante del mundo. Tiene un estatus especial para la investigación porque alberga revistas, publicaciones, archivos y otros materiales (películas, videos, emblemas, etc.) a nivel internacional. La IFB se caracteriza por el hecho de que cuenta con la mayoría de los escritos de la decisiva historia alemana.

Las existencias van desde el año 1893 (Pudor: Nackende people-jubilación of the future) hasta hoy y se actualizan constantemente. Pasará algún tiempo antes de que la cantidad de stock pueda ser digitalizada.

Para las partes interesadas de FKK-Schrifttum, se encuentra disponible una amplia colección de copias para el intercambio y la venta al por menor.

La IFB no es una institución comercial. Ella trabaja en base a donaciones y recuperación de costos.

La biblioteca creada por Karlwilli Damm y continuada por su hijo Jörg Damm de la muestra más importante de los documentos históricos en el mundo. No solo tiene un valor especial para la investigación, sino también para cualquier persona que tenga que ver con la historia del naturismo. En 2012 la biblioteca se trasladó de Brauntal a Hannover. Juntos con la mudanza Jörg Damm renunció a la dirección.

Correo electrónico: internationalefkk-bibliothek@t-online.de

American Nudist Research Library (ANRL)

American Nudist Research Library®, Inc. La ANRL se estableció hace 40 años el 3 de septiembre de 1979 para preservar la historia del movimiento social nudista en América del Norte y en todo el mundo. Es un depósito de material en lugar de una biblioteca en circulación, aunque ahora permitimos que los miembros tomen prestados libros y vídeos que se encuentran en la categoría “En circulación” durante una semana. Los visitantes pueden leer o ver la mayor parte de la colección en la Biblioteca. La biblioteca es la que más disfrutan los individuos y grupos que atesoran las actividades nudistas en curso y que desean participar en un esfuerzo sincero para preservar la historia única del movimiento.

American Nudist Research Library (ANRL)

El ANRL está ubicado en los terrenos de Cypress Cove Nudist Resort en Kissimmee, Florida, junto a la zona de la piscina con paisajes tropicales. El entorno proporciona al visitante un vívido recuerdo de nuestra identidad con la luz solar, el aire fresco, la relajación y la unidad con la naturaleza. La biblioteca está abierta actualmente de lunes a sábado, excepto los días festivos, de 1 PM a 4 PM. Los investigadores visitantes, académicos y estudiantes de historia nudista pueden comunicarse con la Biblioteca por teléfono, o enviar un correo electrónico a anrl@anrl.org para concertar una hora de visita conveniente que puede ser en cualquier momento en que alguien del personal de la Biblioteca esté disponible. La biblioteca es una instalación de vestimenta opcional; sin embargo, para mantener la integridad de nuestra documentación de antigüedad, cuenta con aire acondicionado a una temperatura alrededor de 21º.

La ANRL es una organización sin fines de lucro operada en su totalidad por voluntarios. Funciona independientemente de cualquier otra organización y está respaldado por membresías, ventas de revistas excedentes, libros y videos de la colección, donaciones en efectivo y contribuciones de materiales. Las donaciones son deducibles de impuestos. Los miembros de la biblioteca y los voluntarios disfrutan de un 20% de descuento en las donaciones sugeridas para documentos excedentes.

Actualmente se trabaja en un nuevo y emocionante proyecto para convertir toda la colección de la Biblioteca Nudista de Investigación de Estados Unidos a formato digital. La exploración y el reconocimiento óptico de caracteres (OCR) es el primer paso para transformar la biblioteca en una verdadera “Biblioteca de investigación”. También estamos trabajando en métodos en los que los investigadores pueden buscar en toda la base de datos digital con ordenadores equipadas con software moderno.

East-Central European Documentation Centre on Naturism and Related Subjects (EEDC)

El East-Central European Documentation Centre on Naturism and Related Subjects (EEDC), Centro de Documentación de Europa del Este sobre el Naturismo y Temas Relacionados/Centro de Documentación y Biblioteca del EEDC, la mayor colección de material nudista naturista en el sureste de Europa, se inauguró el 24 de agosto de 1987, en Atenas (Grecia) poco después del final del Segundo Congreso Mundial de Nudismo.

East-Central European Documentation Centre on Naturism and Related Subjects (EEDC)

Objetivos: Proporcionar a los naturistas y posibles partidarios del movimiento en el área del centro-este y sureste de Europa información precisa y responsable sobre el nudismo naturismo. Ayudar a los grupos locales a popularizar el movimiento en todos los ámbitos de la vida.

A mediados de la década de 1980, se la conocía como la Biblioteca naturista helénica, y su director, Angelos Mimikopoulos, también era el principal patrocinador, proporcionando su colección personal de revistas y libros. La colección se enriqueció con otras donaciones, regalos y compras de 44 “proveedores”.

Periodistas y estudiantes han utilizado ampliamente los recursos de la biblioteca. Hasta el momento se han proporcionado tres tesis de diploma para instituciones de educación superior en Grecia.

Judit Halász ha sido subdirectora y bibliotecaria asistente desde 1989. Gracias a sus incansables esfuerzos, la colección se enriqueció con donaciones de nudistas naturistas húngaros, ya que el nudismo naturismo húngaro es una parte importante de la colección.

El 1 de enero de 1991 se adopta el nombre Centro de Documentación y Biblioteca de EEDC que se mantiene actualmente.

Al final de cada año, se emite un catálogo de edición limitada, con un precio de 5 € incluido el envío a todos los países europeos. Esta lista incluye números actuales y pasados ​​de revistas, libros y otros materiales comprados o adquiridos durante el último año. En promedio, alrededor de 300 nuevas compras por año se agregan a la colección.

La biblioteca ha compartido sus duplicados para publicaciones periódicas estadounidenses de los años 1950 y 1960 con la Biblioteca de Investigación Nudista de los Estados Unidos (ANRL) en las publicaciones de Estados Unidos y Europa con la Biblioteca Internacional de Enfermería (IFB) en Alemania. Los duplicados también se venden a otros coleccionistas a precios razonables.

El logro más antiguo es un libro publicado en alemán en el año 1907 y la revista más antigua, también de Alemania, que data del año 1923.

Nuestra biblioteca es una biblioteca de referencia, lo que significa que los libros y revistas se pueden ver en el sitio. Fotocopias legítimas se proporcionarán a corto plazo.

El 29 de abril de 2008, pudimos contar con 20,185 artículos diferentes en nuestra biblioteca: revistas, libros, documentos, impresiones, diapositivas, videos y postales con fotos.

Para una mejor recuperación, la mayoría de los títulos están empatados en lino, con pegatinas de diferentes colores: 90 volúmenes irán a la carpeta tan pronto como el dinero necesario esté listo.

La clasificación de impresiones y diapositivas acaba de comenzar; esperamos que esta tarea se complete antes del 31 de diciembre de 2008; sin embargo no podrás ver todas las fotografías. El número de libros, revistas y otros artículos de la colección total asciende a un total de 10,185 piezas diferentes (al 30.04.2008).

Por € 4, – por persona por día puede usar la colección de la biblioteca. Las donaciones de los usuarios y visitantes son, por supuesto, siempre bienvenidas. Por favor, póngase en contacto con los directores de antemano. Para donaciones más grandes, es posible un reembolso de las tarifas de procesamiento y los costos de envío en la presentación de los recibos necesarios. Hay una copiadora disponible, que puede utilizar por una tarifa. Sin embargo, los usuarios / visitantes deben pagar por adelantado; Cargos extra por copias en color.

Damos una calurosa bienvenida a los estudiantes a visitar nuestra biblioteca y explorar los libros de forma gratuita con su identificación válida de INF.

Si desea obtener más información, llámenos al 0030-210 8131738 o envíenos un fax al 0030 213 0368002 o envíe un correo electrónico a nuestra dirección atlibrary@lycos.com

The Western Nudist Research Library

Inaugurado el sábado 26 de mayo de 2007, en los terrenos de Glen Eden Nudist Resort, este importante centro de investigación marca la culminación de diez años de sueño, planificación y trabajo dedicado, en gran parte debido a los esfuerzos de varios miembros de Glen Eden, en particular Jeannette DeRosier, Richard Hirst y Jim Zack.

The Western Nudist Research Library

El primero de su tipo a nivel regional, el propósito de la instalación es servir como un lugar centralizado para recopilar, preservar y mostrar materiales relacionados con el origen y el desarrollo del movimiento norteamericano social nudista. Como una corporación sin fines de lucro 501 (c) 3, la Biblioteca se basa únicamente en el apoyo financiero de sus miembros.

No ha faltado el interés en lo que se refiere al inventario. Los materiales han sido donados de una variedad de fuentes, y la Biblioteca está literalmente llena de artículos que ahora están catalogados y en exhibición. Un grupo central de voluntarios dedicó incontables horas a renovar la estructura del remolque vintage originalmente ocupado por los fundadores de Glen Eden, Ray y Mildred Connett, y las donaciones han sido aceptadas con gratitud por parte de varios benefactores. Las cuotas de membresía y las contribuciones de los benefactores permitieron mejoras estructurales básicas en las instalaciones, pero se necesita hacer mucho más trabajo para hacer justicia a los contenidos preciosos contenidos en la Biblioteca. Para obtener información sobre cómo puede ayudar, póngase en contacto con nosotros.

La misión del WNRL es preservar la historia del nudismo social. Es una organización sin fines de lucro con licencia del estado de California y se considera una biblioteca privada. Sin embargo, está abierto a todos los miembros de WNRL, los miembros de Glen Eden y todos los demás interesados ​​en el nudismo social.

Otros no miembros están invitados a la Biblioteca para realizar estudios de investigación y preservar todo el material relacionado con el nudismo social. Es posible que se requiera que el visitante presente una identificación adecuada al llegar por primera vez.

Fuente: naturismoperu2.blogspot.com y bibliotecas.

El espectro de la censura en el siglo XXI – 2ª parte

Artista inserto resueltamente en la tradición del desnudo, el francés Gustave Courbet (1818-1877) pintó en 1866 El origen del mundo, que se exhibe en el Museo d’Orsay de París desde 1995. El lienzo, inscrito en la tendencia naturalista, perteneció a la colección del psicoanalista Jacques Lacan y forma parte de una serie de desnudos que en su época conmocionaron a la sociedad francesa. El pintor mexicano Felipe Santiago Gutiérrez (1824-1904), oriundo de Texcoco, durante su estancia en Europa mostró siempre una gran admiración por este legado pictórico que tuvo una marcada influencia en su obra.

El d’Orsay sostiene que esa obra escapa a la pornografía gracias al virtuosismo y refinamiento del autor. En 2001 el profesor francés Frédéric Durand le tomó una fotografía al cuadro y la insertó en su portal de Facebook. Sin embargo, la empresa optó por desactivarle su cuenta bajo el argumento de que la inclusión de desnudos era contraria a su política de contenidos.

Durand recurrió a la justicia de Francia; alegó que Facebook transgredía su libertad de expresión. En 2015 la compañía fundada por Mark Zuckerberg cambió sus políticas y desde entonces permite la inserción de desnudos, algo que le acarreó serios cuestionamientos a su esquema de neutralidad. Aun así, el tribunal de gran instancia de París (Ordonnace RG 12/12401) obligó a esa compañía a sujetarse a la justicia francesa, respaldado por la Corte de Apelaciones parisina (Arrêt no. 15/08624). Esta sentencia se pronunciará previsiblemente el próximo 15 de marzo. En el ínterin, la Comisión Nacional de Informática y de Libertades obligó a Facebook a ajustar sus políticas a la legislación francesa.

La experiencia del desnudo

Fundada en noviembre de 1781 con el nombre de las Tres Nobles Artes (pintura, escultura y arquitectura) de San Carlos, de la Ciudad de México, esta institución recibió tiempo después el título de Real Academia; un hecho importante porque eso le daba acceso a los fondos de la Real Hacienda.

En la academia predominaba una junta conservadora y prevalecía el movimiento nazareno impulsado por Friedrich Overbeck, que abrevaba del romanticismo alemán. Este artista delimitó tres caminos para el arte pictórico: El primero lo ubicó en la naturaleza, con Alberto Durero como su mejor representante; el segundo, en lo sublime, con Michelangelo Buonarroti (Miguel Ángel) como el gran exponente, y el tercero en lo bello, con Rafaello Sanzio como su síntesis (Elisa García Barragán).

Entre los fundadores de la corriente nazarena destacaron el propio Overbeck, Franz Pforr, Ludwig Vogel y Johann Hottinger. Formados en la Academia de Viena, ataviados con estrafalarias vestimentas y cabelleras largas, de ello les vino el mote de Los Nazarenos (i nazareni). En sus fundamentos, esta escuela preconizaba un retorno al cristianismo primitivo y bíblico; el realismo correspondía a los sentimientos y a la filosofía de su tiempo.

En el caso de México la tendencia pictórica nazarena o purismo nazareno era pregonada por Rafael de Rafael, español profundamente religioso afincado en el país y uno de los críticos de arte más renombrados de su época (Ida Rodríguez Prampolini).

Las mismas categorías estéticas fueron reivindicadas por el catalán Pelegrín Clavé, designado director de pintura de San Carlos, así como por los conservadores José Bernardo Couto, quien sería también director, José Joaquín Pesado y Manuel Carpio, quienes participaron en el órgano rector de la Academia (Angélica Velázquez Guadarrama). El pensamiento conservador impregnó la dirección artística de San Carlos. Maximiliano de Habsburgo le dio el título de imperial, pero el único vestigio artístico de su gobierno son las pinturas de Santiago Rebull.

En una reseña escrita por Rafael de Rafael sobre la tercera exposición de la Academia, publicada en El Espectador el 5 de junio de 1851, concluyó que el país, de origen reciente, carecía de historia. El crítico español no ocultaba su fascinación por la cultura europea. Desaciertos como éste eran recurrentes en los críticos conservadores de arte de la primera parte del siglo XIX mexicano, quienes exaltaban la pintura religiosa, que estimaban universal y, en consecuencia, totalmente legítima (Fausto Ramírez Rojas).

En la época, la Odalisca saliendo del baño, expuesta en San Carlos y atribuida al belga Henri Decaisne (1799-1852), fue cuestionada por Rafael de Rafael, quien lanzó invectivas contra los alumnos y, sin restarle del todo méritos al óleo de Decaisne, los previno para que no se dejaran seducir por obras como ésta: “Los laureles que se cogen en el campo del sensualismo y de la inmoralidad son laureles malditos y se marchitan, y secan antes de que pueda tejerse con ellos una corona”.

Esta catilinaria contrasta con el premio de composición otorgado por San Carlos al lienzo del texcocano Felipe Santiago Gutiérrez La caída de los ángeles rebeldes (1850) que, inspirado en El paraíso perdido, del poeta John Milton, es una de las primeras incursiones en el desnudo masculino en México (Alfonso Sánchez Arteche y Esperanza Garrido).

La reseña de Rafael fue criticada acremente por Ignacio M. Altamirano, quien era un asiduo espectador de exposiciones. Aficionado al arte, como él solía llamarse, le atribuyó a San Carlos el retraso en el desarrollo artístico en México. Sus aseveraciones merecieron una respuesta vigorosa del pintor Gutiérrez, quien reivindicó a los artistas de su tiempo.

Como efecto del ánimo conservador prevaleciente en la época, el desarrollo del desnudo pictórico en México estaba totalmente refrenado. Gutiérrez argüía que el desnudo de la mujer resultaba necesario para la ejecución de los cuadros históricos y mitológicos, pero en San Carlos esa corriente resultaba desconocida. Aquí, consignaba, “únicamente se estudia vestida en los cuadros bíblicos, y cuando más, con los brazos desnudos y pies hasta los tobillos”.

Aun en la vorágine conservadora, Gutiérrez contrató a la modelo Gallesiara y al modelo Sansone. Juan Cordero (1822-1884) hizo lo mismo con María Bonani, una práctica usual en el medio italiano.

El mito de Atala o los amores de dos salvajes en el desierto, narrativa decididamente romántica, le sirvió a Cordero para ejecutar La muerte de Atala basado en la novela de Chateaubriand y explorar el desnudo femenino. Pero quien lo escruta con intensidad es el pintor Gutiérrez, quien alcanzó la cúspide con las diferentes versiones de La amazona o La cazadora de los Andes.

​La tradición del desnudo en San Carlos la continuarían Julio Ruelas (1870-1907), Roberto Montenegro (1885-1968) y Germán Gedovius (1867-1937). Pero la decadencia del porfiriato, a finales del siglo XIX y el umbral del XX, arrambló al arte en México. Con todo, la sociedad finisecular vio emerger en la Ciudad de México un nuevo espacio, en el que las imágenes eróticas en portadas de revistas y postales se exhibían en estanquillos e incluso en cajetillas de cigarros. Las artes visuales encontraban en litografías y grabados, además de fotografías, los vehículos idóneos para la difusión del cuerpo femenino, epitomado siempre como femme fatal.

La Revolución Mexicana mostró la actitud del poder en lo que respecta a los asuntos del cuerpo en momentos de crisis y de violencia social; una de las constantes en este sentido fue la ausencia de expresión política de las mujeres frente a su cuerpo y su sexualidad.

Como bien lo expresara el esteta e historiador Justino Fernández, la Revolución Mexicana coincidió con importantes renovaciones en el arte: nuevas categorías estéticas permitieron reformular la libertad de expresión y se distanciaron del tradicional arte representativo y naturalista.

Sólo con libertad, sostenía Fernández, es posible el florecimiento del arte. Esta concepción, este movimiento, significó nuevas concepciones de belleza que a los artistas mexicanos les permitió expresar su historia, sus costumbres y sus potencias estéticas nacionales, lo que se constituyó en una de las contribuciones trascendentes mexicanas a la cultural universal.

El siglo XX estuvo cargado de altibajos en lo que atañe a la censura y autocensura por parte de los artistas mexicanos. En cuando al desnudo, en la primera parte del siglo XX destaca la obra de Diego Rivera (1886-1957). Existe consenso en el sentido de que los mejores desnudos de este artista se encuentran en sus frescos del Salón de Actos de la Escuela Nacional de Agricultura, en Chapingo.

A contraluz de los óculos, Rivera pintó una serie de desnudos, algunos de los cuales, como el de la germinación, son excelsos. El muro apaisado que cierra el antiguo coro lo preside la madre tierra, representado por un desnudo femenino de una gran sensualidad. Las bóvedas tienen también desnudos masculinos con excelentes efectos. El desnudo en Rivera encuentra también su culminación en el lienzo de caballete Bailarina en reposo (Justino Fernández).

Roberto Montenegro careció de la ventura de Diego Rivera. En 1921 José Vasconcelos le encomendó un mural para el Antiguo Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, la antigua sede del Museo de la Luz, actualmente Museo de las Constituciones. Montenegro ejecutó en el ábside El árbol de la vida o de la ciencia, que causó gran zozobra en la sociedad por los desnudos de la obra. El mural fue modificado a solicitud de Vasconcelos. En 1944, la restauración obligó a Montenegro a desconocer su paternidad respecto de la obra (Ingrid Suckaer).

La represión

En la última parte del siglo XX la censura tuvo marcados rasgos sectarios. Con motivo de la Olimpiada Cultural, el Consejo Británico montó una exposición, Nuevas Tendencias, con artistas renombrados, como Bridget Riley, Richard Hamilton, Eduard Paolozzi, Allan Jones y David Hockney. Esta muestra ya había sido instalada en Sao Paulo, Río de Janeiro, Montevideo y Buenos Aires, sin mayores percances (Alan Travis, The Guardian, 16/06/2001).

Hockney (1937) fue uno de los pintores británicos más influyentes, especialmente en la línea del pop art. Su obra estaba representada por siete lienzos, varios de los cuales traslucían representaciones homosexuales, que había ejecutado para ilustrar 14 poemas del poeta griego Constantino Cavafis (1863-1933).

En 2001 el Ministerio de Relaciones Exteriores británico desclasificó los papeles confidenciales del embajador Charles Peter Hope a través del Public Record Office. Las revelaciones contienen datos importantes para la historia de la censura mexicana: La directora del Museo Nacional de Arte Moderno de la época, Carmen Barreda, con sólo ver los cuadros de Hockney aseveró que jamás había visto algo similar, a tal grado que se opuso terminantemente a su exhibición y calificó esa obra de inmunda y obscena. Más aún, supuso que a la muestra asistirían multitudes de beatniks con sus manifestaciones indeseables, como aquellas en las que afloraba el homosexualismo.

Hope, quien desde luego era conservador, se adhirió a los prejuicios de Barreda y en su correspondencia alertó a Londres. Sostuvo que la sociedad mexicana era mucho menos tolerante que la británica y declaró que la fobia de ésta contra el homosexualismo había sido una conducta reiterada, aun cuando en el pasado prehispánico de México las prácticas homosexuales eran permitidas.

En Londres la censura mexicana causó estupor. El Consejo Británico se opuso a ella y declaró que la muestra había sido adverada por el Comité Asesor de Bellas Artes, presidido por Philip Anstiss Hendy (1900-1980), uno de los curadores de arte más reputados, y por el historiador de arte y poeta Herbert Read (1893-1968), quienes avalaron resueltamente la inclusión de la obra de Hockney.

Hope concluyó que el secretario de Educación Pública mexicano, Agustín Yáñez (1904-1980), le había incluso asegurado que, siendo éste gobernador de Jalisco y por menos que eso, había sido dos veces excomulgado por el arzobispo de Guadalajara, José Garibi y Rivera. El único riesgo que observaba Hope era la posibilidad de que se incomodara a un número restringido de críticos de arte. Así que el propio Hope autorizó la censura y el presidente Gustavo Díaz Ordaz pudo inaugurar la muestra el 6 de junio de 1968 (Raúl Olmos).

En la memoria colectiva mexicana aún perdura el recuerdo de la polémica muestra El real templo real, de Rolando de la Rosa, quien en enero de 1988 expuso en el Museo de Arte Moderno el ícono de la Virgen de Guadalupe pero con el rostro de Marylin Monroe, ante lo cual miembros de la organización ultraconservadora Pro Vida irrumpieron en el recinto para exigir el retiro de la exposición. En medio del escándalo, el director del museo y crítico de arte Jorge Alberto Manrique se vio obligado a retirarla y, más que eso, a dimitir.

El crepúsculo del siglo XX se clausura en el mismo recinto con la exposición de la obra gráfica El gran circo del mundo (1999), de Nahúm B. Zenil, quien fue seriamente cuestionado por su componente temático homosexual. Este artista ya había sido censurado con motivo de su exposición Oh Santa Bandera en 1997, en el Festival Internacional de la Diversidad Sexual, que se conoce como la Semana Cultural Lésbica Gay, en el Museo Universitario del Chopo, bajo el argumento del empleo indebido de la bandera nacional.

El siglo XXI

En abril de 2009 el poder revisor de la Constitución modificó y sujetó a una tutela específica la libertad cultural, que obliga a los poderes públicos a adoptar una nueva actitud en la materia. El Constituyente de la Ciudad de México no hizo menos: su artículo 13, inciso D, proclama que “toda persona, grupo y comunidad gozan del derecho irrestricto del acceso a la cultura”. Más aún, sentencia que “el arte y la ciencia son libres y queda prohibida toda clase de censura”.

Esta protección constitucional quedó desarrollada con plenitud por la Ley de los Derechos Culturales de los Habitantes y Visitantes de la Ciudad de México, aprobada por todas las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa (Gaceta Oficial del 22 de enero de 2018).

La reforma constitucional y su ley secundaria responden a los siguientes fundamentos: protección genérica de la creación humana, reconocimiento de la libertad de la cultura y de su desarrollo, e intervención positiva de los poderes públicos en la materia. La tutela constitucional evita referirse al reconocimiento social o valor artístico intrínseco de una obra, a la individualización del carácter artístico o a la consecución de un cierto nivel artístico.

En junio de 2015, bajo el resguardo de esa tutela, el Museo de Arte Moderno albergó en el Jardín Escultórico un biombo de papel de Fernando Osorno que evoca una escena homosexual (Maai Ortiz). Más aún, el Museo Nacional de Arte exhibió Discursos de la piel, del pintor mexiquense Felipe Santiago Gutiérrez, a finales de 2017.

Epílogo

El arte es un bien espiritual no definible; intentar definirlo equivaldría a sostener que el valor artístico de una obra estaría obligado a expresar un fin, conllevar un objetivo o poseer un carácter estético. El arte es un hecho social que en su plenitud representa un momento histórico determinado y, como tal, es susceptible de metamorfosis y alteraciones. El propósito es claro: evitar la discusión y privilegiar el debate e insertar este último en la vertiente de las razones demostrativas y no en la de las preferencias.

En nuestra época, los movimientos avant-garde, la audacia, la provocación y la voluntad de ruptura terminaron por banalizarse. Octavio Paz lo expresaría en esta forma: “El arte moderno comenzó a perder su poder de negación; la rebelión terminó en procedimiento, la crítica en retórica y la transgresión en ceremonia. La negación dejó de ser creativa. No es el fin del arte, es el fin del arte moderno”.

El debate, empero, es sobre la libertad, en donde el arte no es excepción. Pocas veces en la historia se ha manifestado una exigencia constante de libertad como en nuestro tiempo, lo que en términos llanos consiste en que el individuo debe darse su propia ley y acatarla, con la finalidad de hacerse cargo de su propio destino.

Fuente: proceso.com.mx Autor: Jorge Sánchez Cordero.