Desnud Arte: Antonio Canova

Antonio Canova (Possagno, actual Italia, 1757 – Venecia, 1822) Escultor italiano. Junto con el danés Bertel Thorvaldsen, Antonio Canova es el máximo exponente de la escultura neoclásica europea, de forma análoga a como el francés Jacques-Louis David fue el gran maestro del neoclasicismo pictórico. A causa de sus modestos orígenes familiares, no pudo realizar estudios artísticos y comenzó practicando otros oficios. En 1768, a raíz de su traslado a Venecia, Antonio Canova empezó a dedicarse a la escultura, y rápidamente alcanzó una fama y un prestigio que mantuvo durante toda su vida.

Sus primeras obras venecianas, como Orfeo y Eurídice o Dédalo e Ícaro, están impregnadas todavía del espíritu barroco que reinaba en la ciudad de la laguna. Cuando era ya un artista consagrado, se estableció en Roma (1781), donde definió el estilo que lo caracteriza, inspirado en la Antigüedad clásica y poderosamente influido por los principios teóricos de Winckelman, Milizia y otros autores cuyas doctrinas se hallan en la base del nacimiento del estilo neoclásico.

Sus primeras obras del período romano, como Teseo y el Minotauro, manifiestan ya la maestría técnica y la perfección en el acabado que le eran habituales. De hecho, todas sus obras fueron fruto de una larga elaboración, de una ejecución realizada con un detallismo casi artesanal. No fue Antonio Canova un escultor nato y de cincel fácil, sino que se forjó a través del estudio y el trabajo; mediante la práctica diaria del dibujo, por ejemplo, perfeccionó su plasmación del desnudo y superó las deficiencias de sus primeros estudios anatómicos.

El nombre de Canova se asocia esencialmente a esculturas de mármol de acabado y pulido perfectos, que encarnan la belleza ideal y son frías y distantes, libres de la expresión de cualquier sentimiento o turbación. Este escultor, que encarna de maravilla el gusto de su tiempo, plasmó la belleza natural en reposo, libre de cualquier movimiento espontáneo y con una monocromía y simplicidad que contrastan vivamente con la etapa precedente.

En su estudio romano desplegó una enorme actividad para poder atender todos los encargos que recibía de las más destacadas personalidades del momento, desde Napoleón hasta Catalina la Grande de Rusia. Era ya por entonces el principal escultor del estilo neoclásico, condición con la que se ha perpetuado su figura en la historia del arte.

En esta línea se inscriben sus dos creaciones más conocidas: el retrato de la hermana de Napoleón, Paulina Borghese, y Las tres Gracias. Paulina Borghese está esculpida como una Venus, sobre un diván, con la elegancia y la ligereza características de Canova. Las tres Gracias encarnan el desnudo femenino en toda su perfección, y en ellas el artista parece querer reflejar algo de su mundo interior.

Canova tiene, además, el mérito de haber renovado profundamente el género del sepulcro monumental, gracias a los que esculpió para los papas Clemente XIII y Clemente XIV. Entre las muchas efigies oficiales que realizó es particularmente célebre el Napoléon desnudo, cabal ilustración de los ideales neoclásicos. Su fama como artista le abrió numerosas puertas y lo convirtió en un hombre enormemente influyente, a quien el Papado encomendó algunas misiones delicadas, como la recuperación de las obras de arte expoliadas por Napoleón.

Fuente: Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea.

Información relacionada:

Antonio Canova. Italia 1757-1822.
Canova, lo genuino es tocar.
El desnudo en el arte: La escultura de Antonio Canova.

Vídeo relacionado:

Veinte años difundiendo nudismo

Veinte años han pasado desde que aquel 30 de diciembre de 1999 decidí publicar en la red la primitiva web “Lugares Naturistas 1999/2011” a la que han seguido tres blogs, “Info Lugares Naturistas 2008/2009”, “Info Nudismo 2009/2019” y el actual “Histonudismo 2019/…” ¡Veinte años que se cumplen hoy! Algo inimaginable siquiera en los inicios de mis primeros pasos por Internet.

La idea de esa nueva web me tentaba poderosamente, pensé que habría muchas personas como yo que no conocían lo que era el nudismo naturismo y donde practicarlo, y quizás nunca llegarían a conocerlo por la falta de información, casi inexistente en aquella época. Así que un buen día decidí crearla, las dificultades no faltaron, totalmente autodidacta tuve que superar problemillas técnicos, enlaces que fallaban, páginas que no se abrían, imágenes que no se veían, incomprensiones, etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Evolución de Lugares Naturistas, Info Nudismo e Histonudismo de 1999 a 2019

Pero hoy, los más de 10.000.000 de visitas recibidas hasta la fecha en la web y los blogs, y los más de 37.000.000 de páginas vistas desde 195 países han demostrado su utilidad y que no me equivoqué, nunca sabré cuantos datos e informaciones habrán sido mínimamente útiles para esa numerosa cifra de visitantes durante la ya larga historia de este proyecto informático.

Un proyecto que día a día crecía y se enriquecía en contenidos, y sobre todo, un sitio (no el único afortunadamente) que sirvió durante mucho tiempo para su propósito de informar abierta y libremente, convirtiéndose durante las dos últimas décadas en un referente de y para nuestro colectivo nudista.

Con el convencimiento de que hay suficiente material generalista publicado en la red y de calidad como para poder explicar con claridad y detalle que es “esto tan raro del nudismo” y contribuir así a que nuevas personas empiecen a conocerlo y practicarlo, y con la sensación de haber terminado una etapa de mi periplo por las redes y el nudismo llegó el momento de dar un giro y cambiar el sentido de lo que he estado haciendo hasta ahora.

Por todo ello, en junio de este mismo año decidí cambiar “Info Nudismo” por “Histonudismo”, este último blog pensado con el objetivo de conservar y guardar para la memoria colectiva todas aquellas historias e historia del nudismo, naturismo y desnudo artístico, que son muchas e interesantes (algo que apenas existe en la red) y que estoy seguro supondrá para los visitantes de esta nueva etapa una interesante experiencia donde ya tienen acceso a más de ciento cincuenta entradas o posts.

En el Facebook Racó de Conill se define Histonudismo como: “Un almacén de contenidos nudistas que se van sumando con cada entrada. La selección a partir de noticias en prensa o contenidos de diversas fuentes que siempre se citan hace que sea un lugar muy entretenido en el que se descubren muy diversos aspectos del Nudismo. Así se alternan estudios históricos (desde la desnudez en sociedades de la Antigüedad a los avatares del movimiento naturista durante el siglo XX) con valoraciones artísticas o recopilaciones de noticias más recientes. Como contenedor de mucha información es muy útil para aprender y entrar más a fondo en la ideología y la vivencia nudista.” No pueden explicarlo mejor.

Argentina. Los inicios del nudismo

No cabe duda de que el nudismo ha dejado de ser una curiosidad.

Sin embargo, no deja de asombrar que, en Castelar, en 1934, ya lo practicaran. Francisco Verding, Agustín Puyo y Roberto Ferrer, quienes lo hacían en forma individual y que tuvieron la idea de formar una comunidad nudista en la zona.

La tarea no les resultó nada fácil, primero eran sólo veinte, pero cuando llegaron a cien decidieron que debían tener un espacio para poder desarrollar la actividad.

Una vez que consiguieron financiar el proyecto, los dueños de los campos cercanos no querían que en sus propiedades se practicase el nudismo. Al querer crear la asociación nudista se sintieron perseguidos y mal interpretados, hasta que pudieron contactarse con un nudista que les ofreció su campo y su propiedad para poder hacerlo.

De esta forma nació el grupo PANDA, siglas que significaban (Primera Asociación Naturo Desnudista Argentina), en 1934. El grupo se reunía a orillas del río Reconquista, a 4 km del Puente Márquez. La noticia no tardó en llegar entre quienes veían con ojos raros la propuesta.

Aparecían curiosos por todos lados, autos, motos o bicicletas llegaban hasta el lugar para ver qué sucedía en esa extraña colonia. Hasta algunos utilizaban sus aviones para tener una vista diferente.

La idea de aquellos nudistas era la práctica de la naturaleza, hacían gimnasia, danzas rítmicas, juegos, descansos y conversaciones. Se juntaban los domingos, ya que en la semana todos tenían otras actividades. Cuando el día terminaba, todos iban a darse un chapuzón al río.

Aquellos encuentros eran un lugar de paz y armonía donde no se podía fumar ni beber, así como tampoco formar parejas aisladas, quienes no cumplían con el reglamento podían ser expulsados. El reglamento también establecía que estaban prohibidas las conversaciones sobre política, religión o cualquier tendencia social.

La Nación publicaba lo siguiente el 18 de diciembre de 1934: “Sostendrán los adamitas o nudistas de Castelar que nadie puede privarles de la libertad de poner práctica lo que piensan. Es cierto. Más tampoco se puede privar a los que pasean por aquellos parajes del derecho de hacerlo sin herir sus escrúpulos. En este sentido es irreprochable la interpretación policial. No tenemos por qué molestar a los adamitas a condición de que no molesten. Es lo que olvidaron en Castelar. En adelante ejercerán sus principios en sitios que no sean públicos”.

Seguramente, la presión de la época fue muy grande y por ello tuvieron que dejar de reunirse. Lo que no podemos negar es que, sin duda, fueron adelantados en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

Fuente: Revista Nudelot – Diciembre 2019.

Información relacionada:

Nudismo en Argentina: orígenes, playas y anécdotas del culto a la liberación.
Nudelot – La Revista Naturista de Argentina y América Latina.

Vestido cuando sea práctico, desnudo cuando sea posible: camping naturista celebra 30 años

Sin camisa, sin zapatos, no hay problema.

Ese es el mantra en el Sunward Naturist Park, ubicado en una propiedad de 500 acres cerca de Calabogie, Canadá.

El camping se completa con 35 plazas de caravanas, una granja, una isla, varios barcos, una sauna, un área de voleibol y fogatas. Es un camping rocoso pero pintoresco con colinas, pinos y un lago de agua profundo llamado Jamieson Lake.

El lugar parece cualquiera de los otros cientos de campings en el este de Ontario. Excepto por la desnudez.

Este verano marcó el 30 aniversario del Sunward Naturist Park de nadadas desnudas, juegos de voleibol, fiestas de queso y vino y noches de cine. Y para los aproximadamente 50 miembros que visitan habitualmente, el camping es un lugar donde se redefine la definición de recreación al aire libre “normal”.

El Parque Naturista Sunwar.

“El naturismo, el nudismo, es una de esas cosas en las que si necesito explicártelo, no lo entiendes”, dijo Tony Milne, copropietario de 72 años. “Es una sensación que tienes que no quieres usar ropa, quieres estar en el bosque, al sol, en el aire, en el agua y no usar ropa”.

Milne es consciente de las críticas que recibe el nudismo, la mayoría de ellas relacionadas con la suposición de que el estilo de vida es una ideología sexual, pero dijo que se trata de un concepto erróneo e injusto.

“Para mucha gente, estar desnudo significa que vas a tener sexo. … Realmente no tiene que ir de la mano”, dijo. “Si alguna vez has tenido sexo con la ropa puesta, lo entenderás”.

Muchas de las críticas están relacionadas con la cultura norteamericana, que tiene dificultades para aceptar la desnudez, dijo Milne.

“Si mencionas la desnudez a las personas, se convierten en una versión de sí mismos de 12 años o se convierten en la dama de la iglesia”, dijo.

Milne se identifica como un nudista de toda la vida y explicó que hay poca diferencia entre los términos nudista, naturista o naturalista. La razón de los diversos nombres es agregar un nivel de ambigüedad, dijo.

El perro de un campista se acurruca mientras dos mujeres observan el hermoso paisaje desde el muelle de Sunward.

Milne agregó que la ropa crea un sistema de clase, del que reflejan los términos trabajos de cuello azul y blanco. “Una de las cosas es que, una vez que te quitas la ropa, ya no hay distinción de clase”, dijo. “Todos son iguales”.

A pesar de lo mucho que le gusta estar desnudo, Milne aseguró que no se opone a usar ropa, especialmente en los inviernos canadienses. “Una de las mejores cosas que digo es: Vestido cuando sea práctico, desnudo cuando sea posible”. Milne puso esto en práctica el martes por la tarde, vistiendo una camisa y una toalla para protegerse del viento y de los bajos 10º C.

Aunque Milne es nudista, junto con la mayoría de los miembros, la desnudez no es un requisito en Sunward Naturist Park, excepto en un lugar. “Lo único en lo que insistimos es que estés desnudo en el lago, porque hay miles de lugares donde puedes ponerte un traje de baño”, dijo Milne.

“Textiles” es la palabra que usan los nudistas para describir a las personas que usan un traje de baño, y no hay textiles en Sunward Naturist Park. Pero es un lugar acogedor para las personas interesadas en probar una experiencia de camping nudista.

Sue, de 62 años, y Dave Banville, de 63 años, se convirtieron en nudistas hace 14 años y ahora se adhieren al estilo de vida durante casi todo el año, migrando a una colonia de Texas durante el invierno. Irónicamente, Sue se convirtió en nudista después de tener graves problemas de imagen corporal.

Hace diez años, Sarah Hardy, de 57 años, era una de esas recién llegadas. “Fue una aventura de lista de deseos”, dijo. Pero una década después, ella todavía regresa. “Fue una cosa de una sola vez, pero la gente era muy agradable y el ambiente era tan saludable y limpio”, dijo.

La salud fue una gran parte de por qué Hardy sigue regresando, ya que dijo que el camping la ayudó a superar un problema de dieta crónica que luchó durante 35 años. “Había personas de todas las edades, de todos los tipos de cuerpo, y mi primera reacción fue: Dios mío, no hay nada malo en mí'”, dijo. “Me cambió la vida”.

Hardy ahora dirige un taller de positividad corporal en el camping donde las personas, predominantemente mujeres, vienen y escuchan a varios oradores en una granja en el camino. El evento ofrece un almuerzo informal y un baño desnudo opcional para terminar el día.

Una recién llegada más reciente fue Christiane Poirier, de 63 años, quien visitó Sunward por primera vez en el verano de 2018 después de asistir al taller de Hardy. Ella dijo que disfrutaba tanto del camping que decidió regresar. “Me sentí tan bienvenida aquí que supe que era el lugar adecuado para mí”, dijo. “Hay algo sobre caminar desnudo, los pies en el suelo”.

Es común que los recién llegados regresen, dijo Milne, evidente por el hecho de que el camping creció de alrededor de 10 asistentes en su primer año a más de 50 en el año 30.

En el futuro, Milne dijo que le gustaría que se unieran más adultos jóvenes, ya que dijo que el campamento tiene un poco de un grupo demográfico más viejo. Pero dijo que las personas de todas las edades son bienvenidas y él sabe que, después de que vengan una vez, lo más probable es que regresen.

“Quiero que vengan y lo intenten, para abrir sus mentes”, dijo.

Fuente: Ottawa Citizen. Autor: Luke Carroll (Texto original en inglés).