La historia del naturismo: La segunda guerra mundial

La elección de Adolf Hitler, en 1933, fue seguida por una serie de prohibiciones, en particular en lo que respecta al naturismo, que consideraba uno de los peores peligros que amenazaban la cultura y la moral alemanas.

Hermann Goering luego dijo: “El naturismo elimina la modestia natural de la mujer y priva a los hombres de todo respeto por las mujeres, socavando así los cimientos de cualquier cultura digna de ese nombre”.

Por decreto del 3 de marzo de 1933, Goering prohibió toda natación y otras actividades al aire libre en el estado de desnudez en territorio alemán. La mayoría de las publicaciones y revistas naturistas se destruyen. El antinaturismo de los nazis es aprobado por el Papa Pío XI.

La policía nazi se encarga de cazar naturistas para destruir su movimiento y confiscar sus tierras. Varios son encarcelados, deportados. Las organizaciones naturistas, supervisadas muy de cerca, intentan continuar a pesar de todo en la clandestinidad. Las ligas de movimientos juveniles, como los Wandervogel, se disuelven e integran en las Juventudes Hitlerianas.

Hans Suren, nombrado inspector de educación física en la dirección del servicio laboral, trae un nuevo concepto: la educación física diferenciada según las razas, que está completamente en línea con la ideología nazi. Autor del libro Mensch und Sonne (El hombre y el sol), particularmente apreciado por Hitler, Suren aboga por un naturismo nacional, donde el concepto de pura raza germánica se resalta a través del ejercicio físico y la desnudez. Esto obliga a cada individuo a mantener su cuerpo desde una perspectiva eugenésica comienza el culto a la belleza.

Los nazis quedarán convencidos por el discurso que algunos naturistas como Suren han adaptado a su ideología. En 1935, algunos terrenos fueron devueltos a los naturistas, lo que les permitió practicar deporte y tomar el sol en el dispositivo más simple. Pero el precio a pagar fue la sumisión total al régimen nazi. Al adoptar los principios de la selección racial, los naturistas propagaron sin saberlo los ideales nazis.

A pesar de todo, no fue hasta 1942 que el régimen decidió legalizar el naturismo. El baño desnudo vuelve a estar permitido: se publica un nuevo decreto que autoriza a los naturistas a desvestirse en las playas o en las orillas de los lagos, siempre y cuando estén seguros de que nadie los verá.

Después de la Segunda Guerra Mundial, asistimos al resurgimiento de muchas asociaciones naturistas. Rechazaron muy enérgicamente los excesos impuestos por el régimen nazi, y además hicieron evolucionar su proyecto de reforma cultural y social hacia una práctica del naturismo especialmente reservada para los momentos de ocio y esparcimiento.

Fuente: Naturisme.com (texto original en francés).

Las actitudes soviéticas hacia el cuerpo desnudo han cambiado con el tiempo

Siempre con un contexto ideológico, la revolución sexual, que pronto siguió a su contraparte en la recién nacida Unión Soviética.

Trabajadores desnudos en la fábrica Proletaria Victory, de vacaciones en Crimea, 1932

La libertad se manifestó en todo. La timidez en relación al cuerpo se percibía como una reliquia de la cultura burguesa. Casi todo el mundo empezó a desvestirse y la fotografía de desnudos se ha convirtió en un género popular.

En ese momento, el nudismo era una novedad para la URSS. Tomar el sol y nadar eran buenos para la salud (y el pueblo soviético necesitaba estar sano), por lo que, después de un duro día de trabajo, se animó a los granjeros, trabajadores y soldados colectivos a ir al lago o río más cercano para un baño desnudo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La década de 1920 vio el surgimiento de la sociedad radical “¡Abajo la vergüenza!”, Que creía que la verdadera igualdad de género solo podía lograrse de forma natural. Llegamos al fondo del asunto, literalmente.

El nudismo en los días de la URSS

La URSS es una “moralidad”. A pesar de esta actitud poco ética y desvergonzada, el nudismo, durante mucho tiempo, no solo prosperó, sino que se consideró la norma del comportamiento social. Sin embargo, por extraño que parezca, el nudismo no fue importado de Occidente ni de Oriente, sino que fue adoptado por los bolcheviques de representantes de la Rusia zarista. En particular, Nicolás II se adhirió a una moralidad muy libre. En 1992, pudieron verse numerosas fotografías de la familia imperial desnuda. Pero esta es una historia ligeramente diferente. Mientras tanto, hablemos de la URSS.

El primer propagandista del nudismo, como apertura espiritual, libertad corporal y moral, fue Lenin, incluso durante su estancia en Alemania. Cuando Lenin se encontraba con invitados de la Rusia zarista, siempre los llevaba a lagos nudistas, donde podían respirar verdadera libertad. En los socialdemócratas, esto causó una gran impresión. Entendieron que en esta forma no hay distinción de clase entre el gobernante y el hombre común.

Después de que Vladimir Ilich regresó a Rusia, decidió llevar la práctica a la sociedad rusa. Organizó, de hecho, el primer club nudista. El lugar de encuentro de la dirección de toda la sociedad proletaria superior. Por cierto, allí se exhibieron figuras prominentes como Trotsky, Kamenev, Lunacharsky … Para esta primera sociedad nudista en la URSS, el propio Lenin escribió una carta.

Curiosamente, la líder del nudismo femenino no era Krupskaya, sino Shura Kolontái. Fue ella quien se convirtió en la creadora de la famosa teoría del “Vaso de agua”. Sí, resulta que los bolcheviques estaban lejos de estar en contra de tal manifestación de su sinceridad y pureza. Apoyaron el movimiento y buscaron difundirlo en la sociedad. S. Glezerov escribió sus impresiones, donde señaló que rápidamente se empezaron a crear pequeños grupos de personas, que vagaban desnudos por las ciudades y pueblos. Al mismo tiempo, visitaban libremente teatros, conciertos, iban a comedores públicos para trabajadores, etc. A esta comunidad se le llamó simplemente “Abajo la vergüenza”.

Semashko enfrió algo la exposición masiva. El comisario de salud no condenó el nudismo. Se centró en el hecho de que Moscú es muy fresco y la ciudad está cubierta de nubes de polvo y suciedad, lo que afecta la piel de las personas. Recomendó salir con ropa. Al mismo tiempo, destacó que sería mucho más útil para el cuerpo y todo el organismo descansar fuera de la ciudad, cerca de los lugares de agua.

Bañistas desnudos en una playa cerca de Sochi, 1940

El declive del movimiento se produjo durante los años del gobierno de Stalin. Él, como graduado del seminario, era un adepto del ascetismo y la castidad en la apariencia exterior del hombre. Estas consideraciones hicieron que rápidamente pusiera las cosas en orden en la ciudad y vistiera a todos. El nudismo se introdujo en el Código Penal. Fue equiparado con vandalismo y violación del orden público. Como comprenderá, los nudistas y naturistas pasaron a la clandestinidad. Oficialmente, este fenómeno ha terminado.

El principal ideólogo del naturismo en Rusia y la URSS fue Maximilian Voloshin. No solo confirmó su ideología, sino que también mostró todas las ventajas del naturismo. Se convirtió en el fundador de las primeras comunidades, clubes y playas nudistas en Koktebel.

Así, como vemos, el nudismo en el territorio de Rusia y en todo el espacio postsoviético tiene raíces muy antiguas. Periódicamente, a lo largo de la historia, la gente ha llegado a comprender la corrección de sus ancestros antiguos de que el afloramiento no es un defecto, sino una introducción a la naturaleza. Por cierto, preste atención a lo que se indicó anteriormente: caminar desnudo es útil, pero solo donde la ecología está totalmente limpia. Incluso los representantes de este movimiento aspiran a garantizar la pureza de todo el espacio que los rodea.

Fuente: os.naturistas.com (Texto original en portugués).

Al calor del agua

Las aguas termales generadas por la gran cantidad de volcanes en la geografía japonesa, dieron origen hace siglos al uso de espacios donde la población pudiese beneficiarse tanto física como espiritualmente de esta agua rica en minerales y a una temperatura más alta.

Nyuto Onsen

De los aproximadamente mil quinientos volcanes que hay en el mundo, el 7% se encuentra en Japón, 110 volcanes activos. Esto que podría asustar a muchos, es en realidad una fuente de ingresos y un beneficio para la salud de los ciudadanos y visitantes de las aguas termales del país del sol naciente.

¿Qué es un ‘onsen’?

Onsen de lujo, fecha desconocida

La respuesta sería: un complejo hotelero que cuenta con baños o aguas termales, pero si se quiere profundizar en el sentido japonés, la respuesta se vuelve más compleja.

En 1948 se crea la Onsenhou –Ley de aguas termales– para proteger las aguas y a las personas que las utilizan. Para ser considerado onsen, el lugar debe cumplir algunas normas, por ejemplo, que en el punto de salida el agua esté a 25 grados Celsius, o que contenga de forma natural al menos uno de los 19 elementos químicos o minerales que estipula la ley.

Tsurunoyu Onsen

Los baños termales se usan en Japón desde el período Nara (710-794) según su primera aparición en textos escritos. En el nihon shoki –Crónicas de Japón– del año 720, se dice que se utilizaban en rituales sintoístas de purificación y que entre sus usuarios estaban los emperadores. Entre los más antiguos onsen se mencionan el Dogo, en cuyos alrededores se han encontrado restos de cerámica con más de 3 mil años de antigüedad. Otros son el Arima, el Akiu, el Nanki-Shirahama y el Tamatsukuri.

Los monjes budistas creían que el baño de aguas termales alejaba las enfermedades y atraía la buena fortuna, razón por la cual algunos templos tenían facilidades para bañar enfermos y también a los pobres.

Ryokan Nasu Onsen

En el período Heian (794-1185) los poblados donde se encontraban aguas termales terminaban convirtiéndose en Onsen machi –pueblos o aldeas para atender a los visitantes–. En un principio las termas eran frecuentadas por todas las castas, pero al llegar al período Kamakura (1185-1333) pasan a ser visitadas solo por los nobles, incluso se cuenta que el Daimyo –señor feudal– Takeda Shingen tenía 10 onsen secretos en sus tierras para uso propio y el de sus soldados.

Tres siglos más tarde, en el período Edo (1603-1867), volverían a ser accesibles a todos: los samurái, artesanos, agricultores y comerciantes. A finales del período arribaron misioneros cristianos, que al ver a hombres y mujeres bañándose desnudos les pareció una inmoralidad e influyeron en el gobierno que luego prohibió el baño mixto.

Hoheiko Onsen

En la actualidad

Japón cuenta con más de 27 mil onsen con diversas características en toda su geografía, aunque todos mantienen el uso medicinal. Desde el período Edo se estableció la norma Isshukan hitomeguri, es decir, que los tratamientos termales debían durar una semana para curar los males. En la actualidad estudios de las propiedades de los elementos en el agua, son utilizados por los onsen para su publicidad enfatizando los minerales y sus efectos curativos. La lista incluye aflicciones que van desde cortadas, desórdenes ginecológicos o diabetes, entre muchos otros.

Atami Onsen

Algunas reglas se han mantenido a través de los tiempos, por ejemplo, muchos onsen separan a sus huéspedes por sexo, por lo que conviene conocer el kanji –caracteres logográficos utilizados en china y Japón– para no equivocarse de recinto, la pronunciación de las palabras sería onna –mujer– y otoko –hombre–; otra que permanece es sobre los tatuajes, los cuales están relacionados al yakuza –mafia japonesa–, muchos lugares no admiten la entrada a personas que los tengan. Debido a la cantidad de turistas anuales que visita Japón, se han creado los Kashikiri onsen –aguas termales privadas–, que atraen más público; el baño debe realizarse desnudo y acoge familiares y otros grupos; en caso de individuos pudorosos, también se les ofrece privacidad; recientemente algunos aceptan vestidos de baño.

La mayoría de las termas están en interiores, pero existen también los routen buro –baño al aire libre– para además disfrutar las vistas, sumando así la relajación que producen ambos, tanto el baño como la naturaleza cuya intensidad produce una recuperación más rápida de la dolencia y además mantiene la buena salud. También en el período Edo surgieron los Toji onsen –terapia de aguas termales–, usualmente hechos con grandes rocas que permiten al bañista disfrutar sentado dentro o fuera del agua.

Kusatsu Onsen

En la actualidad, uno de los más famosos onsen es el Kusatsu onsen, un lugar impresionante cuyas aguas sulfurosas no solo se utilizan en los baños termales, sino que por medio de un ingenioso sistema el agua que sale del subsuelo a 95 grados Celsius se utiliza para calentar las tuberías de agua, ¡sin mezclarlas!, por un lado se reduce la temperatura de las termas a 54 grados y se sube la temperatura del agua de consumo humano de 7 a 64 grados, y así provee de forma gratuita agua caliente a toda la ciudad, además de utilizarla para calentar piscinas públicas, escuelas y el centro de atención a la población vulnerable.

Con la cantidad de onsen ubicados en Japón, sería maravilloso hacer una visita, para disfrutar y experimentar las bondades de las aguas termales en nuestro organismo.

Fuente: laestrella.com.pa Autor: Rolando Rodríguez D. (El autor es catedrático de la Universidad de Panamá y doctor en comunicación audiovisual y publicidad).