Carrera Nudista de Sopelana Trofeo Patxi Ros

0059

Una de las pruebas deportivas nudistas más antiguas de las que se celebran en España es la CNS Carrera Nudista de Sopelana, que desde el año 1999 se ha celebrado en la Playa de La Salvaje (Barinatxe) en Sopelana, Vizcaya. Con la sola excepción del año 2002 que no se celebró, ya han sido veinte las ediciones de esta carrera que en los últimos años cada mes de junio, julio o septiembre, octubre en 2015, se ha convertido en una cita anual de obligada asistencia para nudistas, deportistas, medios de comunicación y curiosos en general que colaboran con la organización, participan en la carrera o asisten a la prueba como meros espectadores.

patxi_ros

La convocatoria de la prueba que comenzó como una actividad lúdico deportiva organizada originalmente a título personal por Patxi Ros (cuyo nombre a pasado a ser parte importante de este evento), más tarde por ENE Euskal Naturista Elkartea – Asociación de Naturistas Vascos, y nuevamente a partir del año 2012 por Patxi Ros (tras la prácticamente disolución de ENE), se ha transformado en pocos años en una veterana prueba deportiva con participación mayoritaria de nudistas, pero también de deportistas no nudistas que año tras año repiten la experiencia de participar en algo distinto, de poder correr desnudos como en la antigüedad, de poder experimentar sensaciones y percibir emociones que solo en este tipo de carreras nudistas son posibles. Prueba de ello es el hecho de que el evento se ha convertido en una noticia deportiva más que una noticia de curiosidades, y se la reconoce más por su carácter deportivo que lúdico.

sop200805-tile

Con un centenar de corredores de media por año (si las condiciones climáticas son favorables), con la colaboración del Ayuntamiento de Sopelana, de empresas y otros organismos y con la seriedad que se organiza este evento, la carrera ha disfrutado durante mucho tiempo de una extraordinaria vitalidad a pesar del paso de los años y de las ediciones celebradas, incrementándose el número de participantes cada año y consolidándose como lo que es “un clásico” dentro del calendario de eventos deportivos nudistas. En la edición de 2013, además de la propia carrera se han celebrado diferentes pruebas deportivas nudistas como el salto de longitud.

Desgraciadamente en los dos o tres últimos años esta prueba parecía haber entrado en declive, disminuyendo la participación de corredores nudistas (en la edición de 2016 tan solo doce corredores) y la repercusión en los medios de comunicación sin que apenas se llegue a difundir la fecha de celebración de la carrera, algo que perjudica seriamente la posible participación y continuidad de la misma.

Con la edición de 2017 la prueba alcanza a su mayoría de edad, llegando a las 18 carreras realizadas, además con un repunte de participación con respecto a ediciones anteriores, un total de 60 corredores (58 hombres y 2 mujeres) se dieron cita en esa ocasión para correr en alguna de las categorías programadas de la carrera, unos 40 corredores de media en la últimas ediciones de 2018 y 2019.

Álbum de la Historia de la Carrera Nudista de Sopelana – Trofeo Patxi Ros

I Carrera - Edición año 1999
I Carrera – Edición año 1999
II Carrera - Edición año 2000
II Carrera – Edición año 2000
III Carrera - Edición año 2001
III Carrera – Edición año 2001
IV Carrera - Edición año 2003
IV Carrera – Edición año 2003
V Carrera - Edición año 2004
V Carrera – Edición año 2004
VI Carrera - Edición año 2005
VI Carrera – Edición año 2005
VII Carrera - Edición año 2006
VII Carrera – Edición año 2006
VIII Carrera - Edición año 2007
VIII Carrera – Edición año 2007
IX Carrera - Edición año 2008
IX Carrera – Edición año 2008
X Carrera - Edición año 2009
X Carrera – Edición año 2009
XI Carrera - Edición año 2010
XI Carrera – Edición año 2010
XII Carrera - Edición año 2011
XII Carrera – Edición año 2011
XIII Carrera - Edición año 2012
XIII Carrera – Edición año 2012
XIV Carrera - Edición año 2013
XIV Carrera – Edición año 2013
XV Carrera - Edición año 2014
XV Carrera – Edición año 2014
XVI Carrera - Edición año 2015
XVI Carrera – Edición año 2015
XVII Carrera - Edición año 2016
XVII Carrera – Edición año 2016
XVIII Carrera – Edición año 2017
XIX Carrera – Edición año 2018
XX Carrera – Edición año 2019

sop20p

La España naturista en los años 30

1930-1935: Aunque eran tiempos de escasez, los españoles de los años 30 gozaron de muchas libertades y conquistas que aún hoy nos cuesta creer, una de ellas fué la práctica del nudismo en algunos sectores de la sociedad de la época.

Pequeña galería fotográfica:

Algunos hechos acaecidos en la España de los años 30:

2 Enero 1930: Hay 240.000 automóviles matriculados en España.

10 Febrero 1930: La cantante y bailarina estaunidense Josephine Baker, considerada la creadora del strip-tease, debuta en el teatro Metropolitano de Madrid con un espectáculo que ha despertado gran expectación.

23 Abril 1930: Madrid y Barcelona rebasan el millón de habitantes (se calcula que eran 600.000 en 1910).

20 Agosto 1930: Se reduce a un año la duración del servicio militar en España.

17 Septiembre 1930: Se suspende la censura previa para la prensa.

20 Diciembre 1930: Según las últimas estimaciones censales, la población española asciende a 23.700.000 habitantes.

12 Marzo 1931: Apertura del Ateneo de Madrid.

30 Abril 1931: Inauguración del Aeropuerto de Madrid, situado en las proximidades de Barajas.

9 Agosto 1931: M. Navarro bate el récord femenino de Atletismo de España de 80 m. lisos, situándolo en 11 segundos y 8 décimas.

16 Octubre 1931: Implantación del divorcio en España.

2 Enero 1932: Ola de frío en toda España, 7 grados bajo cero en Madrid y 14 en Burgos.

22 Abril 1932: El astrónomo español Rafael Carrasco descubre un nuevo cometa.

9 Mayo 1932: Inauguración de los Primeros Campeonatos Nacionales Universitarios de Atletismo en Madrid.

31 Mayo 1932: Teatro Romea de Barcelona, se estrena una revista que presenta por primera vez a cinco bailarinas con los pechos desnudos, cada noche se cuelga el carte “No hay localidades”.

11 Junio 1932: Se inaugura el Madrid el Museo Sorolla en la casa que habitó el artista.

5 Noviembre 1932: Estreno en Barcelona de la película Mata Hari protagonizada por Greta Garbo.

28 Mayo 1933: La bonanza climatológica de estas fechas y la proximidad del verano, hace que se extienda por España la moda naturista. Ya son numerosos los campamentos de “desnudistas” que se han abierto en distintas regiones, principalmente en Cataluña y son muchas las personas inscritas en ellos y que practican este modo de ser.

1 Septiembre 1933: Estreno de la comedia de Enrique Jardiel Poncela, Usted tiene ojos de mujer fatal.

25 Septiembre 1933: Chirón gana en San Sebastián con Alfa Romeo el Gran Premio de España de Automovilismo.

11 Octubre 1933: Estreno en Barcelona de Melodía de Arrabal con Imperio Argentina y Carlos Gardel.

27 Octubre 1933: Barcelona, detenidos dos individuos con medio kilo de cocaína.

10 Julio 1934: Inauguración oficial de la Universidad de Verano de Santander.

3 Febrero de 1935: La “carioca” es el baile de moda este año.

21 Julio 1935: Un pequeño grupo de 8-10 individuos asaltaron añoche el campo que la sociedad “desnudista” Pentalfa tiene en las inmediaciones de Gavá cerca de Barcelona. Los asaltantes robaron las existencias del campo y se hicieron con las ropas de los miembros de la colonia.

24 Julio 1935: Barcelona, inauguración de unas barcas destinadas al saneamiento de las playas.

Información relacionada: Libros sobre Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

La historia de la fotografía de desnudo I

Pinturas en cuevas prehistóricas, estatuas de la Antigüedad clásica en Grecia y Roma, esculturas eróticas de la India y África, figuras femeninas desnudas y otros artículos antiguos encontrados en todo el mundo son pruebas de la profunda fascinación por el cuerpo desnudo.

La invención de la fotografía en el siglo XIX creó un nuevo medio para retratar el cuerpo y, aunque los primeros profesionales se inspiraron en la tradición europea de pintura, en lo que respecta a los temas, la composición y la iluminación, las diferencias de los procedimientos entre ambas formas de arte pronto marcaron evoluciones distintas. Concretamente, la relación entre el artista y el modelo adquirió un papel fundamental.

Además, la fotografía introdujo una opción que nunca antes había estado disponible en el arte visual: se podía elegir entre capturar una escena de forma instantánea, tal cual (lo que se vino a denominar reportaje), o crear una composición artística colocando deliberadamente todos los elementos antes de que se abriera el obturador.

DESNUDEZ CON MENSAJE

A pesar de la dificultad técnica que entrañaba crear las primeras fotografías, tienen el mérito de haber allanado el terreno para una experiencia visual que cualquiera podría disfrutar. En la medida en que la fotografía fue ganando popularidad, también la ganaron las imágenes de cuerpos desnudos, introduciendo la sexualidad en el nuevo medio, con frecuencia en las guisas del esteticismo. Estos desnudos, fotografiados a la luz del día, se veían apasionadamente reales en comparación con las pinturas, en los que el espectador sabía que el artista había descrito cuidadosamente la luz del cuerpo del modelo a su libre albedrío.

Autopotrait en noyé (1840) de Bayard
Autopotrait en noyé (1840) de Bayard

Sin embargo, una de las primeras fotografías de desnudos, tomada por Hippolyte Bayard (1801-1887), no tenía nada de erótica ni de la admiración clásica por las formas humanas. En Autoportrait en noyé (Autorretrato ahogado), Bayard se retrató a si mismo desnudo, con la excepción de un trozo de tela que representaba un sudario, sentado medio desplomado, aparentemente muerto. Bayard había inventado su propia técnica de fotografía de impresión en positivo aproximadamente a la vez que Louis Daguerre (1787-1851), pero fue este último, con su “daguerrotipo”, quién recibió el reconocimiento oficial del gobierno francés. Como reacción contra la injusticia que él sintió que se había cometido, Bayard creó esta fotografía. No sólo fue ésta la primera vez que se utilizó una fotografía de desnudo con un fin político, sino que también fue la primera que mostraba el cuerpo humano en un escenario teatral. De hecho, puede que sea la primera vez que se fotografió una figura humana desnuda, puesto que la técnica de Daguerre necesitaba una exposición extremadamente larga y su fotografía de un cuerpo femenino, de 1839, se obtuvo fotografiando una escultura.

DESNUDOS ERÓTICOS

Al principio de la década de 1840, con las mejoras en las lentes y en los productos químicos se hicieron posibles exposiciones de menos de un minuto, un avance que abría camino a la realización de retratos populares. Otro avance fue la cámara esteroscópica, que creaba la ilusión de imágenes tridimensionales. Este efecto se conseguía presentando dos imágenes bidimensionales, ligeramente diferentes, una junto a la otra. Este proceso se utilizó para retratos cotidianos, pero también para mostrar imágenes “reales”, secretas y eróticas.

Dos de los defensores más prolíficos de esta nueva técnica fueron F.J. Moulin (aprox. 1800-1868) y Auguste Belloc (activo entre 1850 y 1868). Da la sensación de que estos dos fotógrafos franceses hayan probado todos y cada uno de los géneros del desnudo: desnudos académicos, desnudos pictóricos que simulan obras de arte famosas y las imágenes eróticas, incluso pornográficas. Sus fotografías de desnudos académicos se utilizaron como referencia entre pintores como Coubet y Delacroix, y ambos hombres se contaron entre los pioneros de la fotografía artística.

Femme nue allongée sur un canapé (alrededor de 1850) de Auguste Belloc
Femme nue allongée sur un canapé (alrededor de 1850) de Auguste Belloc

Tras la invención de la fotografía se planteó la pregunta de cómo debía representarse el cuerpo humano. En las pinturas lo habitual había sido mostrar la desnudez en escenas mitológicas, religiosas y alegóricas, lo que cubría con un velo de respetabilidad el acto de mirar algo que con frecuencia tenía un contexto sexual. Fuera ya de esos contextos y con una presencia más real, los desnudos fotográficos tomaron inevitablemente una connotación sexual. Muchos de los fotógrafos que exploraron la sexualidad del cuerpo humano lo hicieron anónimamente y algunas de aquellas imágenes continúan siendo impactantes aún hoy. No sólo mostraban la belleza de sus modelos, sino también sus necesidades sexuales, sus deseos y sus actividades, a menudo explícitas, un tema que reaparecería en la escena artística a mediados del siglo XX.

La producción de las fotografías de desnudos eróticas y pornográficas pronto se convirtió en un próspero negocio que alimentaría los apetitos de determinados segmentos del público, bien censuradas oficialmente o bien existentes en un mercado underground ilegal, en función de lo que permitieran las leyes de cada lugar.

EL DESNUDO CIENTÍFICO

Mientras se desarrollaba el género de la fotografía erótica y los artistas discutían sobre el uso de la forma humana en este nuevo medio, otros fotógrafos se adentraban en las posibilidades científicas y técnicas. En Estados Unidos y Francia, respectivamente, Eadweard Muygridge (1830-1904) y Etienne-Jules Marey (1830-1904) realizaban experimentos con la cronografía, es decir, un conjunto de fotografías de un objeto en movimiento a intervalos regulares, en la que un cuerpo desnudo se convertía en el motivo perfecto, por razones artísticas, pero también científicas. La cronología capturaba movimientos, demasiado rápidos para que el ojo los captara, con un fondo negro que permitiera la comparación de las diferentes posiciones que adoptaba el cuerpo en movimiento.

Motion Study of an Athlete on the March (alrededor de 1900) de Eadweard Muybridge
Motion Study of an Athlete on the March (alrededor de 1900) de Eadweard Muybridge

Otra área científica de investigación popular a mediados del siglo XIX fue la antropología, y los científicos tenían mucho empeño en crear un registro fotográfico de las personas que estudiaban. En la medida en que viajar comenzó a ser más fácil, la curiosidad por tierras extrañas aumentó. Fotografías “exóticas”, con frecuencia de las colonias africanas o asiáticas, sedujeron a espectadores occidentales con imágenes de personas semidesnudas.

Este tipo de imágenes y la fascinación por personas y culturas lejanas ya era patente en las pinturas y las esculturas mucho antes de la invención de la fotografía. Sin embargo, este nuevo medio daba a las imágenes una garantía de autenticidad que tuvo como consecuencia el boom de la fotografía etnográfica. Fotografías de personas que vivían en estrecha relación con la naturaleza, con valores culturales e ideas de la moralidad sexual diferentes, se hicieron muy populares entre los occidentales por motivos científicos, ideológicos y, por supuesto, artísticos y eróticos, desde la década de 1860 hasta bien entrado el siglo XX. Aunque algunos fotógrafos adoptaron una postura genuinamente científica, muchas de las imágenes se podrían clasificar de “etnografía imaginativa”. Esta visión exótica de lo extraño, la idealización romántica y la fantasía erótica rayaban en el racismo y la etnocentricidad; con frecuencia revelaba más de la cultura de los fotógrafos y sus fantasías que de las culturas extranjeras y sus pueblos indígenas.

Fathma, de la tribu des Ouled Naif (1904) de Rudolf Lehnert
Fathma, de la tribu des Ouled Naif (1904) de Rudolf Lehnert

Esta forma de abordar la fotografía se puede observar en la obra de Rudolf Lehnert (1878-1948) y Ernst Landrock (1878-1966). Nacido en Bohemia (región que en aquella época formaba parte del imperio austrohúngaro), Lehnert conoció a Landrock, alemán, en Túnez en 1904. Juntos montaron un estudio de fotografía en la capital. Lehnert se ocupaba de tomar las fotografías y Landrock dirigía el estudio. Posteriormente abrieron un negocio el El Cairo para vender postales e impresiones de escenas románticas del desierto, de las tribus beduinas y de chicas semivestidas o semidesnudas.

Fuente: Desnudo Fotografía. El arte y la técnica (fragmento). Ediciones Akal 2010. Autor Pascal Baetens.

Vídeo relacionado:

Siguiente…

La historia de la fotografía de desnudo II

Y LA FOTOGRAFÍA CONOCE EL ARTE

Desde sus orígenes, la fotografía ha servido de gran ayuda a pintores y escultores, quienes tenían acceso a numerosos libros de desnudos en diferentes poses y escenarios. A mediados de la década de 1880, todo ello dio lugar a un movimiento a favor del reconocimiento de la fotografía como forma de arte equivalente, que se vino a denominar pictorialismo. El objetivo de los pictorialistas era conceder a la impresión fotográfica el rango de un auténtico objeto artístico, por lo que creaban productos muy similares a las pinturas, tanto en el contenido como en la forma. Estos fotógrafos tuvieron que pasar la prueba de la crítica como en cualquier otro medio artístico: el resultado tenía que ser satisfactorio en composición, calidad del color, tono e iluminación, poseer atractivo estético y exhibir de algún modo la huella personal del fotógrafo.

Las fotografías que tomaban los pictorialistas de modelos desnudos no eran retratos, sino que exploraban la narrativa y el simbolismo y expresaban las emociones y los sueños de los fotógrafos. En vez de intentar producir imágenes con el máximo de detalles, suavizaban sus impresiones utilizando lentes difusores y elaborados procesos de impresión.

Struggle (1904) de Robert Demachy
Struggle (1904) de Robert Demachy

Robert Demachy (1859-1936) fue el más famoso representante del pictorialismo en Francia, mientras que Edward Steichen (1879-1973), Frank Eugene (1865-1936) y Heinrich Kuhn (1866-1944) fueron sus defensores más notables en Estados Unidos, Alemania y Austria, respectivamente. Todos ellos comparten matices en cómo trabajan el cuerpo femenino, no sólo en sus técnicas de pintura, sino también en su tendencia a retratar a la modelo en un ambiente onírico. Todos pretendían representar la desnudez en su forma sublimada para que el espectador reflexionara sobre el significado de la imagen, en lugar de estimular su deseo.

LA FOTOGRAFÍA ENCUENTRA SU CAMINO

Alrededor de 1910 se abandonaba el afán de copiar el estilo de las pinturas propio del pictorialismo para abrir un nuevo capítulo en la historia de la fotografía. Como reacción contra la corriente anterior, poco fotográfica, algunos se inclinaron por lo que se llamó fotografía pura o directa: ahora el tema era la realidad, por oposición a la idealización o la sublimación de la realidad. La fotografía, que había sido reconocida como arte, ya no necesitaba imitar a la pintura.

Los modernistas buscaron elementos que tuvieran atractivo para sus fotografías y emplearon técnicas específicas del medio fotográfico. El cuerpo desnudo se presentó entonces como un tema por sí mismo, utilizado de una forma gráfica con una fuerte interrelación de líneas y ángulos. Para artistas como el austriaco Rudolf Köppitz (1884-1936) y el checo František Drtikol (1883-1961), el desnudo pasó a ser una figura con la que crear composiciones geométricas y abstractas inspiradas en el cubismo, a pesar de que todavía utilizaban las mismas técnicas difuminadas de la pintura que emplearon los pictorialistas. Otros fotógrafos buscaron cualidades gráficas no sólo en sus composiciones, sino también en las técnicas de la pintura.

En la década de 1920, nació el movimiento surrealista en las artes visuales y la literatura, como reacción ante el racionalismo imperante en la cultura y la política europeas que los miembros del movimiento creyeron que desembocaría posteriormente en la Segunda Guerra Mundial. Influenciados por Freud, el objetivo de los surrealistas era desdibujar las líneas entre el consciente y el inconsciente y expresar la imaginación tal como se revelaba en los sueños. El francés André Breton (1896-1966) y sus colegas surrealistas descubrieron poco después las posibilidades artísticas inherentes a la fotografía, especialmente en los collages. En la obra de estos artistas, la representación del cuerpo se cubría de un velo de misterio y cierto erotismo. Utilizando los efectos más radicales que ofrecía el medio, ya fuera la vista de pájaro y una profundidad de campo corta, o el uso de espejos y técnicas del cuarto oscuro como la solarización, el cuerpo se podía presentar de modos muy poco familiares.

Distorsión nº 60 (1933) de André Kertész
Distorsión nº 60 (1933) de André Kertész

El fotógrafo húngaro André Kertész (1894-1985) utilizó espejos de feria en su serie Distorsion para deformar el cuerpo de mujer. En Estados Unidos, Edward Weston (1886-1958) creó imágenes con fragmentos del cuerpo, utilizando con frecuencia una perspectiva desde abajo, mientras que otros coetáneos como Alfred Stieglitz (1864-1946) e Imogen Cunningham (1883-1976) combinaron en sus fotografías la geometría y la abstracción con el erotismo.

Natacha (alrededor de 1930) de Man Ray
Natacha (alrededor de 1930) de Man Ray

Man Ray (Emmanuel Radnitsky, 1890-1976) fue pionero en el uso de técnicas de producción de imágenes surrealistas mediante la manipulación en el cuarto oscuro. Este artista nación en Filadelfia y comenzó su carrera artística como pintor antes de adentrarse en la fotografía en 1916. En 1921 se trasladó a París, donde pasó la mayor parte del resto de su vida. Se le conoce por descubrir, con su amante y ayudante Lee Miller, el proceso de solarización. En éste, el negativo o la impresión se expone brevemente a la luz; en consecuencia, los tonos se invierten parcialemente y, por lo general, producen el efecto de dibujar el contorno del cuerpo en sus trabajos de desnudos. Man Ray también abordó la fotografía de moda y publicidad.

Nude, East Sussex COSAT (1957) de Bill Brandt
Nude, East Sussex COSAT (1957) de Bill Brandt

Los experimentos gráficos y otras exploraciones en el medio fotográfico continuaron gozando de popularidad durante las décadas de 1940 y 1950 y, con frecuencia, introdujeron elementos nuevos, como por ejemplo, los paisajes naturales de la obra del fotógrafo británico Bill Brandt (1904-1983). En una serie de desnudos fotografiados en las playas de la región de East Sussex, utilizó un objetivo gran angular en los primeros planos, consiguiendo distorsiones extremas del cuerpo, e imprimió las imágenes en blanco y negro con alto contraste. Estos cuerpos estremecedoramente blancos fotografiados en la campiña inglesa parecían formar parte del paisaje: el desnudo volvía a la naturaleza, liberado de los artificios de la civilización.

DESNUDOS Y CLASICISMO

La belleza de las estatuas de la Grecia y Roma clásicas ha inspirado a pintores y fotógrafos a lo largo de toda la historia, y en el siglo XX la influencia clásica se utilizó con fines artísticos, políticos e, incluso, eróticos. A principios del siglo, el movimiento nudista celebró la belleza de la figura humana con imágenes de jóvenes gimnastas saludables en paisajes soleados y puros, mientras que en 1927 Elli Souyoultzoglou-Seraidari (1899-1998), conocida como Nelly´s, fotografió a las bailarinas rusas Nikolska y Mona Paiva bailando desnudas entre los pilares del Partenón como si fueran la encarnación de un mito antiguo. Sus imágenes de bailarinas desnudas provocaron un escándalo y, de paso, le garantizaron la fama.

Aunque el tema principal era el cuerpo humano desnudo, la sexualidad también se podía hallar en fotografías de ámbito privado. El alemán Herbert List (1903-1975) fotografió a hombres desnudos en un escenario que recreaba el de la Grecia clásica, con posados y un estilo de influencias literarias contemporáneas, especialmente de Jean Cacteau. Estas imágenes homoeróticas, en alto contraste y tomadas con gran angular, donde se veía a hombres jóvenes desnudos yuxtapuestos con estatuas antiguas, muestran un punto de vista atemporal y mítico que otorga la misma importancia a un templo que a un cuerpo. Sus imágenes no se publicarían hasta después de su muerte.

En los años de la década de 1930, los regímenes políticos utilizaban imágenes de atletas desnudos para mostrar la aparente supremacía de su pueblo. El cuerpo humano debía ser perfecto y saludable, tener la mente libre para estar al servicio de un objetivo superior: los intereses de la nación. Los experimentos artísticos de los dadaístas y los surrealistas se consideraban degenerados en países como la Alemania de Hitler y la Unión Soviética de Stalin, de modo que muchos vanguardistas salieron de Europa con dirección a Estados Unidos.

Lebendige Antike (1936) de Leni Riefensthal
Lebendige Antike (1936) de Leni Riefensthal

El máximo exponente del cuerpo desnudo fotografiado en un estilo que se remontaba a las glorias de la Antigüedad en los intereses de la propaganda es Leni Riefenstahl (1902-2003). Ella fotografió los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 y su conocida película Olympia elogia a los atletas de la Alemania nazi en poses heroicas. Su libro de fotografías Schönheit im Olympischen Kampf es menos conocido. Las imágenes de hombres hermosos desnudo, captados bajo un sol cegador, le reportaron la aprobación de Hitler y eso eclipsó el resto de su carrera. No obstante, fuera de su contexto político, las imágenes de Riefensthal se admiran hoy por su técnica y por la belleza del cuerpo humano, aunque esta artista sólo fotografiaba los que eran perfectos. Menos polémicas fueron sus fotografías de los nubios, una antigua tribu sudanesa. Riefensthal documentó su belleza, sus tradiciones y rituales durante siete años en la década de 1960, y también en esta ocasión concentró su interés en las personas que poseían cuerpos excepcionales.

Fuente: Desnudo Fotografía. El arte y la técnica (fragmento). Ediciones Akal 2010. Autor: Pascal Baetens.

Vídeo relacionado:

…Anterior / Siguiente…