Llega el nudismo a la sociedad española

Entre las mejores crónicas de los años de la Segunda República se encuentran los artículos que a diario publicaba el entonces relevante periodista Corpus Barga, parcialmente recogidos en Los pasos contados. En una de sus columnas costumbristas nos da cuenta de la moda que llega a Madrid, y de cómo en las playas populares, que por entonces estaban en los ríos Manzanares y Jarama, se podían ver, sin que nadie se asustase, cuerpos desnudos de madrileños y madrileñas. Para no alargar la cita reproduzco sólo la parte en que habla de las mujeres:

“El desnudismo es hoy, en Madrid como en todas partes, el elemento veraniego más popular, algo así como la bicicleta en los sports. Las clases altas que todavía quedan en Europa parece que están de vuelta del desnudismo. Se empiezan a vestir otra vez, mientras que en el pueblo es ahora cuando empiezan a sentirse los estragos higiénicos de la piel quemada, cara y cuerpo al sol. La chula de Madrid se ha quitado, pues, el mantón a la veneciana con los flecos más cortos, que llevaba todavía en las últimas obras del género chico. Se ha quitado también la falda de percal “planchá”, y, en fin, ha surgido, si no de su concha, entre los pedruscos del Manzanares, la Venus madrileña”.

La práctica del desnudismo integral en España, tanto el realizado de forma comunitaria , en el ámbito de las sociedades nudistas, de las que hablamos a continuación, como el practicarlo “por libre”, por ciudadanos aficionados, tiene, como casi todo, infuencia externa. Sin duda la más importante, como en el caso de la educación sexual, fue la recibida de Alemania, a través de publicaciones y libros. También hubo entusiastas propagandistas, como el escritor catalán Joan Sanxo Farrerons, que solía firmar con el seudónimo de Laura Brunet. Autor de Aventuras galantes de Pigault, editado en la colección “Publicaciones Galantes de Barcelona”. Fue director de la revista Biofilia. Nos interesa aquí hablar de su libro Desnudismo integral, publicado por la Biblioteca Hermes, también de Barcelona, en 1931, que alcanzó unas ventas aproximadas a los 10.000 ejemplares en el primer año y triplicó esta cantidad al año siguiente, destinándose 10.000 para su exportación a Latinoamérica. El libro reivindica una vuelta a la naturaleza y es muy crítico con la vida en las ciudades, así como con el capitalismo y el consumismo. En la segunda parte del libro encontramos un amplio reportaje, en el que nos narra un viaje, realizado en 1930 a Alemania, principal país en la práctica del desnudismo, iniciado a principios del siglo XX. Nos relata la existencia de una docena de revistas ilustradas, relacionadas con el nudismo y que, al parecer, se podían adquirir en cualquier quiosco de prensa. De la mano de una joven nudista, el autor nos conduce a los campos nudistas, en los que encontramos la práctica de todo tipo de deportes así como representaciones teatrales. En estos campos naturistas, que no estaban vallados, los jóvenes, chicos y chicas, hablaban con total naturalidad de sexualidad, demostrando un gran conocimiento de la materia.

Entre otros datos, nos habla el autor de más de 500.000 personas practicantes del nudismo y la existencia de unos 50 grandes campos nudistas, sin contar pequeñas fincas privadas en las que también se practicaba el nudismo. Toda esta cultura y forma de entender la vida serían extirpadas a partir de la llegada de Hitler al poder en 1933. Aquel gran criminal, Hermann Goering, a la sazón ministro, declaró el 3 de marzo de 1933 que “la cultura del nudismo es uno de los grandes peligros que amenazan la cultura y las costumbres alemanas”. Poco después se produjo la disolución y prohibición de todas las entidades nudistas, y sus socios fueron perseguidos.

Resulta normal que, dada la importancia que tuvo en los años treinta el nudismo en Cataluña, fuera Barcelona la ciudad en la que se publicaron la mayoría de las revistas nudistas, y también los libros sobre la materia. Alcanzaron también éxito títulos como Desnudismo y salud, firmado por el doctor Strasborg, editado por Librería Sintes en 1932. Un mes entre desnudistas, de Roger Salardenne, traducido por Isidro Maltrana y publicado por Librería Ameller, y El desnudismo integral y sus efectos, del profesor Kart Miller, editado por Ediciones Ciencia y Arte. Si bien es cierto que la mayoría de las publicaciones nudistas eran obra de colectivos o de militantes por libre de la causa, también hubo, como siempre ocurre, el olfato de alguna que otra editorial que entendió que, al amparo de estas libertades, podía haber negocio; ése fue el caso de la valenciana Carceller, editora de La Chala, y que al calor del cambio de régimen puso en pie su Biblioteca República, que dio a la luz títulos como Amor y sexo, La prostitución, La locura sexual y Vicios y aberraciones. Las ilustraciones eran maravillosas. Lo cierto es que se hizo famoso su Almanaque Nudista, “con doscientas fotografías al natural, algunas magníficamente iluminadas, presentando hombres, mujeres y niños en plena campiña, completamente desnudos, rindiendo culto a nuestro padre Sol y nuestra madre Naturaleza. Una obra higiénica que no debía faltar en ninguna casa”. Todo ello al precio de una peseta; no se podía pedir más.

Un acontecimiento en el mundo de los nudistas debió de ser el estreno, en 1934, de la película Elysia. El paraíso de los desnudistas, dedicada a la defensa del nudismo. Ignoramos si se conserva una copia de esta rara avis cinematográfica; toda la información que tenemos de la misma procede del eco que tuvo en la prensa de la época. En parecida línea que la anterior, El paraíso recobrado. El edén de los naturistas, es una comedia realizada también en Barcelona, en 1935, dirigida por el pintor Xavier Güell. Todo un elenco de belleza participaron en esta curiosa película, como la artista del género frívolo, Mapy Cortés, de la Compañía Campúa-Santpere, y la que había sido Miss Cataluña en aquel año, Antonia Arquer. Con la llegada del gobierno radical-cedista, estas películas tuvieron problemas de todo tipo, y así quedó de manifiesto con la prohibición de películas nudistas, ordenada por el gobernador civil de Barcelona en abril de 1935. Por entonces la totalidad de los miembros del gobierno de la Generalitat se encontraban encarcelados y Manuel Azaña no hacía mucho que había salido de prisión tras ser detenido en Barcelona en octubre de 1934 por su relación, nunca probada, con la “rebelión” de la Esquerra.

Fuente: Libro La conquista del cuerpo (fragmento). Autor: Isabelo Herreros. Editorial Planeta 2012. ISBN 978-84-08-07946-0

Información relacionada:

La España naturista en los años 30.
Libros sobre Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico.

Preservar la historia nudista: Una entrevista con Naturist Vintage

Escrito por Matthew MacDermontt. aunque la cuenta de Twitter lleva activa menos de cuatro meses, @NaturistVintage ya es muy popular, con más de 12.000 seguidores. NaturistVintage se concentra en publicar escaneos de revistas y fotografías nudistas, principalmente de los años 60 y anteriores.

Ciertamente, el desfile de mujeres desnudas, incluso si generalmente son imágenes granuladas en blanco y negro, es la razón de gran parte de la popularidad de la cuenta. Pero el propietario de la cuenta, a quien llamaré NV aquí, a menudo hace más que simplemente publicar fotos de mujeres bonitas desnudas.

En cambio, NV está interesado en documentar la historia moderna del naturismo en América del Norte. A menudo, NV publicará series de fotos de un solo modelo, o sobre un tema determinado. Se destacan muchos de los personajes que dieron forma a los primeros puntos de vista del naturismo en el público y en la comunidad naturista. Y NV también está investigando activamente el contexto alrededor de las imágenes, a menudo publicando nuevos hallazgos en los hilos a medida que salen a la luz.

Me puse en contacto con NV para preguntar sobre el propósito de la cuenta y para obtener más información sobre la persona detrás de la cuenta. Mis primeras preguntas y las respuestas de NV están a continuación.

Cuéntame sobre tu interés por la desnudez. ¿Eres tú mismo nudista? Si es así, ¿cuánto tiempo llevas siendo nudista y cómo llegaste a adoptar la vida nudista?

Sí, soy nudista, aunque todavía me estoy acostumbrando a decir eso en voz alta. Llevo menos de un año explorando la desnudez social. Soy un “trasero blanco” según los estándares de algunos nudistas, aunque me enorgullece decir que he perdido las líneas de bronceado.

Descubrí el nudismo a través de la investigación, naturalmente. De hecho, todo este proyecto documental de Twitter comenzó primero como una búsqueda de mi propia ascendencia. Mi tatarabuelo fue un destacado nudista estadounidense en las décadas de 1940 y 1950 llamado Rudolph Johnson. Comenzó un grupo en su propia tierra en el estado rural de Washington en 1946 llamado Cobblestone Suntanners, y luego fundó la Northwest Sunbathing Association un año después. En 1950 se convirtió en presidente de la American Sunbathing Association (ASA, ahora conocida como AANR), durante un momento muy tumultuoso en la historia de esa asociación.

Crecí con álbumes de fotos y cuentos de “Rudy the Nudie” toda mi vida. Cuando tenía unos trece años, pasé un verano viviendo en su tierra (que en ese momento todavía era propiedad de mi abuela) junto con un primo de mi edad. Este primo y yo pasamos el verano pescando, atrapando ranas y nadando en el río que atravesaba la propiedad. Mirando hacia atrás, fácilmente fue uno de los veranos más felices de mi vida joven, y desde entonces siempre he tenido como resultado una fascinación por mi tatarabuelo y una curiosidad sobre el nudismo. Al crecer, con orgullo les conté a otros sobre Rudolph y su legado nudista, a menudo con miradas extrañas y comentarios varios.

No fue hasta que me convertí en padre el año pasado, y mi propio padre sobrevivió a un ataque cardíaco importante unos meses más tarde, que de repente, reunir y preservar esta herencia adquirió una nueva urgencia e importancia personal para mí. Comencé a buscar cualquier información sobre Rudolph que pudiera encontrar, y luego descubrí que con frecuencia contribuía a viejas revistas nudistas como Sunshine & Health y American Nudist Leader. Muchas de estas revistas contenían fotos de él, y algunas incluso tenían sus escritos. Leyendo estas viejas revistas, no pasó mucho tiempo antes de que mi fascinación por Rudolph se convirtiera en una fascinación por el movimiento nudista de mediados del siglo XX.

Consumiendo rabiosamente esta historia, finalmente encontré la Western Nudist Research Library en los terrenos del Glen Eden Sun Club, aproximadamente a una hora de donde vivo. Conduje hacia allí y conocí al difunto Richard Hirst, fundador de WNRL. Me hizo un recorrido completo por Glen Eden en su carrito de golf. Por cierto, fue el día de uno de sus mayores eventos anuales de verano, “Nudestock”. Había familias y personas de todas las edades saliendo desnudas a escuchar una banda en vivo. Con eso mi interés se despertó lo suficiente. Regresé solo una semana después con mi esposa y mi hijo y nos quedamos dos días y noches sin ponernos la ropa. El resto, como dice el refrán, es historia.

Sus publicaciones de escaneos de revistas naturistas vintage reciben mucha atención en Twitter. Cuéntame sobre la colección de revistas que estás escaneando. ¿Eres dueño de éstas? ¿Cuánto tiempo llevas coleccionándolas? ¿Cómo haces para adquirirlas? ¿También encuentras fotos antiguas en línea, o éstas son escaneadas?

Mi enfoque siempre ha sido documentar y educar (con suerte). Intento compartir lo que aprendo e incluir fuentes siempre que sea posible. He escaneado una buena parte de lo que comparto. Encuentro parte del contenido en línea. También compré docenas de revistas, libros y películas a través de sitios como Abe Books, Ebay, Amazon o vendedores boutique como Alta Glamour o Something Weird. Casi todo el contenido que comparto se ha publicado previamente de alguna forma, y ​​gran parte del material físico que he adquirido finalmente lo dono a una biblioteca de investigación.

No podría hacer mi investigación sin las cuatro bibliotecas nudistas estadounidenses. Estas bibliotecas están haciendo un trabajo importante para preservar la historia del nudismo, que de otro modo corre el riesgo de perderse en el tiempo. Desde que descubrí la Western Nudist Research Library, me he involucrado como voluntario y ahora me siento parte de este proyecto. Todavía tengo que visitar en persona la American Nudist Research Library en Florida, pero han sido extremadamente útiles para mi investigación de forma remota. También son un excelente recurso para viejas revistas nudistas; venden sus copias sobrantes por una donación razonable.

Además de estas dos entidades, también está la Naturist Education Foundation Research Library en OshKosh, y el AANR-NW Library Archive at Willamettans en Eugene. Estas cuatro bibliotecas separadas incluso están colaborando, de forma voluntaria, para digitalizar y compartir sus colecciones en la nube, tanto para su conservación como para poner el material a disposición de los investigadores del futuro. Es un esfuerzo impresionante y ambicioso, y necesita mucho apoyo.

¿Cómo eliges los temas que publicas? Por ejemplo, recientemente tuvo una serie sobre Diane Webber. ¿Cómo decide sobre sus temas y qué espera lograr con ellos?

En general, comparto lo que estoy aprendiendo. La condición principal es que debe estar relacionado con la historia del nudismo de alguna manera, más allá de la desnudez o la desnudez. Me encanta la humanidad compartida de las personas que participan juntas en este extraño estilo de vida social. Hay algo vulnerable y fuerte en una persona que elige irs sin ropa. Creo que una de las mejores cosas que el nudismo tiene para ofrecer a la sociedad es un mayor sentido de aceptación corporal y amor propio. Creo que puede tener resultados terapéuticos efectivos. Intento compartir cuerpos de todas las edades y tamaños por esa razón, no solo modelos pinup.

Diane Webber es un gran ejemplo de una excepción que prueba la regla. Ella, obviamente, era literalmente una modelo pinup. También fue fácilmente una de las nudistas más famosas de la historia. Claramente, ella era un ícono y un símbolo sexual.

Lo que traté de enfatizar al compartir la gran variedad de su trabajo en un hilo, fue cuán prolífica ella fue también como artista y persona. Estuvo en películas y televisión, apareció en las portadas de revistas y anuncios, y trabajó con aclamados fotógrafos y directores. La he visto llamar “la persona más fotografiada del mundo”. Yo personalmente cuestiono la verdad de eso, pero ella era fácilmente la nudista más fotografiada del mundo. Todos conocen los golpes; no tanta gente conoce los lados b. Así que mi objetivo era solo conectar algunos de esos puntos.

Aunque las revistas nudistas de época suelen mostrar nudistas reales y no modelos, a menudo representan mujeres y hombres más jóvenes y atléticos (en su mayoría). Parecían estar buscando ganar interés a través de la excitación. ¿Estarías de acuerdo? ¿Crees que hay un lugar para esto hoy, o disminuye el perfil del nudismo y lo convierte en otro tipo de pornografía (muy leve)?

Sin duda. Una dicotomía desafortunada del primer movimiento nudista fue que si bien su principio primario era la desnudez social no sexual, estaba esencialmente suscrita por el negocio editorial. La venta del “official organ” —las publicaciones específicas a las que se le otorgó ese título cambiaría de manos varias veces— ayudó a financiar la primera Asociación Estadounidense para tomar el sol y reclutar nuevos miembros, pero un mercado considerable para estas revistas (y la fotografías de sus cubiertas) fue el público textil; Muy naturalmente, hombres. En esos días no podías ir a buscar el último Penthouse en la licorería local. Las leyes de obscenidad prohibieron la venta de fotografías de desnudos. Una revista nudista vendida legalmente era lo más cerca que podían estar.

Por supuesto, los nudistas también leerían y contribuirían absolutamente a estas revistas, que en una era previa a Internet eran la forma principal para que los nudistas se conectaran y se comunicaran entre sí. El ASA al principio fue dirigido por un hombre llamado Ilsley “Uncle Danny” Boone, y también era dueño de la editorial que produjo la revista Sunshine & Health.

Uncle Danny peleó algunas batallas importantes en nombre del nudismo y su revista, que fue censurada por el US Postal Service En múltiples ocasiones. Él demandó al USPS y pasó casi 20 años luchando contra esta censura en los tribunales, eventualmente llevando el asunto a la Corte Suprema. Con el argumento de que la desnudez no es intrínsecamente obscena, finalmente se ganó el derecho de publicar su revista. Debido a este juicio, se hizo legal publicar fotos de desnudos si estaban asociadas con el nudismo.

Esto llevó a un gran aumento en la competencia por Sunshine & Health en la década de 1960, y muchos de los editores comenzaron a empujar los límites hacia contenido más pruriente para vender más papel. Finalmente, Sunshine & Health se retiró de la competencia.

En mi opinión, estas revistas (y libros, películas, etc.) mejoraron el perfil del nudismo, que experimentó su “edad de oro” en la década de 1960. También hicieron un daño inexorable a la reputación del nudismo como una forma de vida sana y limpia.

Actualmente no hay mucho mercado para las revistas en general, y mucho menos para las publicaciones nudistas que son pornográficas. Por supuesto, una simple búsqueda del hashtag #nudism en Twitter o Instagram hará que cientos de exhibicionistas y pornógrafos reclamen incorrectamente esa etiqueta. Algunas publicaciones nudistas verdaderas todavía existen. The Bulletin, que es la revista miembro de AANR (y ha existido de una forma u otra durante más de 70 años) o N Magazine de The Naturist Society, son verdaderamente nudistas, para nudistas. No hay nada en esas revistas que puedas llamar pornográfico.

Mi opinión es que el nudismo y el porno son opuestos éticos. No soy anti-porno, pero creo que el naturismo se trata de la positividad y la libertad del cuerpo, mientras que el porno a menudo se trata de abuso y violencia. Como nudista, no quiero que mis creencias, sobre las que estoy abierto con mi familia y amigos, se combinen con el porno en la mente del público textil. Si todo lo que uno ve sobre el nudismo es cómo se retrata en la pornografía, uno realmente podría tener ideas equivocadas sobre cómo elige vivir su vida como un nudista ético. ¿Quién quiere eso?

Para contrarrestar esa imagen, creo que es aún más importante que las personas estén expuestas a la desnudez no sexual (juego de palabras). Estar desnudo cerca de otras personas y ver a otras personas desnudas, con todas sus hermosas imperfecciones, puede desmitificar el cuerpo, que a menudo se objetiva en nuestra cultura.

¿Qué crees que nos dicen estas revistas antiguas sobre el nudismo? ¿Qué lecciones crees que podemos sacar de ellas hoy?

Sorprendentemente, una cosa que me sorprende al leer revistas de los años 30, 40 y 50 es que el debate sobre el nudismo no ha cambiado en los años posteriores. Algunos de los problemas que abordaron, como mantener un equilibrio de género o gestionar la comprensión de los no nudistas, siguen siendo, en muchos aspectos, los mismos.

Sin embargo, también hubo muchas dificultades que enfrentaron a las personas en ese momento, y es importante recordarlas. En los primeros días, no era infrecuente que la policía arrestara en masa a los nudistas en los campos. El nudismo fue criminalizado mucho más. En muchos sentidos, esos nudistas tuvieron que luchar y sacrificarse realmente para allanar el camino hacia el nudismo pausado que a menudo damos por sentado hoy.

También hubo un optimismo muy fascinante él que estos primeros nudistas sintieron sobre su causa. He visto varios artículos que predijeron un mundo en el que todos estaban desnudos todo el tiempo en público. Mirando esto desde el año 2020, ese concepto es francamente hilarante. Por supuesto, no vivimos en el mismo mundo en el que vivían entonces. Fueron testigos de un maravilloso crecimiento en el nudismo durante un período general de auge en Estados Unidos. Hubo un verdadero romanticismo en cómo el nudismo unió a las personas a principios del siglo XX. El estilo de vida de esta clase de ocio fue provocado en parte por el automóvil y el sistema de carreteras, que todavía eran novedosos en la década de 1940. No tenían transporte aéreo como lo hacemos hoy. El nudismo de hoy, parece triste, está en un declive comparativo. Lo que alguna vez fue un movimiento social legítimo ahora se considera básicamente una recreación.

¿Qué le espera a la cuenta de Twitter NaturistVintage? ¿Qué está por venir y cuáles son tus objetivos a largo plazo?

Todo este proyecto de Twitter todavía es nuevo. La cuenta ha ganado rápidamente más de 12.000 seguidores en solo tres meses. Tengo muchos temas que me gustaría explorar con ellos.

Mi objetivo principal con la cuenta de Twitter era localizar una audiencia para esta historia. Mi esperanza es que atraiga tanto a los textiles como a los nudistas. Hay tantas grandes historias para contar de esta historia que son relevantes para la vida de hoy. Me encantaría hacer conversos para el nudismo, pero aún más, simplemente quisiera darles a las personas una comprensión del atractivo del nudismo y la importancia de su historia, incluso si nunca tienen el deseo de probarlo por sí mismos.

A largo plazo, mi objetivo es hacer una película documental. He sido cineasta durante 17 años. Fue por el deseo de hacer una película lo que me propuse por primera vez para investigar la historia de mi familia, y es a través de esta investigación que llegué a aprender sobre la importancia de esta historia y cuán en peligro de perderse sin narradores de cuentos para traerlo al mundo.

Mi intención con la cuenta de Twitter era encontrar personas interesadas en esta historia y tener una línea directa de comunicación con esta audiencia potencial. Lo que realmente no esperaba era encontrar una comunidad de personas con quienes compartir la alegría del nudismo y su historia.

Fuente: Write Nude. Entrevista realizada por Matthew McDermott. (Texto original en inglés).

Orígenes del movimiento naturista en el mundo

La doctrina naturista “no es el soñar despierto moderno de algunos ilustres visionarios” explicó el Dr. Joseph Poucel en su libro “Le Naturisme ou la santé sans drogues” (1953). Según él, podría remontarse a Pitágoras (siglo VIBC) para identificar sus orígenes.

Al asociar deporte y espiritualidad, su sistema de educación está destinado a unir el cuerpo y la mente de sus seguidores. Una enseñanza que anuncia Hipócrates (460 a. C. – 377 a. C.) con sus antiguos tratamientos de enfermedades con hidroterapia.

Se ha utilizado la helioterapia y se han reconocido sus beneficios desde la antigüedad entre griegos y romanos (Plinio el Viejo). Abandonado durante la Edad Media, reaparece en el siglo XVIII gracias a la obra de Pomme en Francia (1763), luego en el siglo XIX bajo el pluma de Giannini en Italia, de Fleyer y Carrié en Inglaterra, por el Dr. Gillebert-Dhercourt, director de un centro de helioterapia en Nancy (1840), de Hahn en Alemania, así como Priessnitz.

Pero el más emblemático de ellos es el austriaco Arnold Rikli, el “doctor del sol”, autor de libro “Médecine naturelle et les bains de soleil“. Alrededor de 1830, abrió en las montañas de Trieste un instituto de “cura atmosférica”, operado durante más de veinte años. El alemán Seb Kneipp (autor de “Ma cure d‘eau ou d‘hygiène médicale pour la guérison des maladies et la conservation de la santé” publicado en 1891) afirma que ha sanado mientras se bañaba en el Danubio dos a tres veces por semana en invierno a partir de 1849.

En la primera mitad del siglo XX, el doctor Rollier trata la tuberculosis ósea con éxito importante tomando el sol en la terraza de un sanatorio de montaña en Leysin (Suiza).

Junto a la corriente higienista, se observa durante siglos una corriente de búsqueda de la sencillez y la verdad por completa denudación. Muy diferente al naturismo como lo entendemos, y sin influencia alguna en el resto de la sociedad, los adanitas, cristianos “heréticos”, a pesar de su carácter ultraminoritario, representativos de la persistencia de esta corriente entre el siglo III d.C. y el siglo XIX. Practicar ritos religiosos desnudos por completo como Adán y Eva, con mezcla de hombres y mujeres, y viviendo frugalmente.

San Francisco de Asís (1181-1226) estaba en esta corriente por su demostración pública en la plaza de Asís, cuando se desnudó para mostrar su evolución espiritual hacia la búsqueda de un camino de vida que consideraba más auténtica, mientras que era hijo de una familia adinerada. Quería “seguir desnudo al Cristo desnudo”.

En cuanto a la palabra “naturismo”, se utiliza por la primera vez por Théophile de Bordeu en 1768 en su libro “Les recherches sur l’histoire de la médecine” publicado en Lieja, como parte de su tesis en la Facultad de Medicina de Montpellier, en Francia.

Esta medicina naturista asume que la naturaleza no es solo la base de los seres vivos, sino que ademas gobierna el funcionamiento de la misma mucho mas tanto en profundidad como en apariencia. Esta ciencia hace del cuerpo el asiento de manifestación vital. Se trata de tomar el naturaleza por guía, de ahí la palabra “naturismo”. Aquí, “Naturaleza” es equivalente a nuestra naturaleza interior, es decir, la fuerza vital que nos mantiene vivos. La naturaleza trabaja como una fuerza sanadora como el precepto “Vis naturae medicatrix” hipocrática.

Este higienismo médico es igualmente un retorno a las tradiciones hipocráticas. Durante el siglo XVIII nos alejamos cada vez más de cualquier artificio en oposición al código aristocrático. La ropa ya no es la única protección para defenderse de los miasmas. La piel, libre de elementos externos, permite liberar fuerzas vitales para mantenerse a sí mismo supervivencia.

Alrededor de 1853, con la Société d’hydrologie médicale de Paris, los médicos hidroterapeutas se hacen promotores del spa creando así un corpus higiénico con finalidad social, dando así el nacimiento de la fisioterapia. Los diferentes métodos de regeneración del ser que son aeroterapia (tratamiento de aire de montaña), helioterapia, la climatoterapia y la hidroterapia lideran la comunidad científica para reflexionar sobre las propiedades del aire del océano. Esta combinación de terapias dará nacimiento de la talasoterapia moderna para luchar, inicialmente, contra patologías enfermedades crónicas como raquitismo, tuberculosis, tisis pulmonar o escrófula.

Estos tratamientos siempre tuvieron predisposición naturista en el sentido de que queríamos reforzar a los pacientes en contacto con la naturaleza y su elementos con el fin de estimular sus defensas para evacuar el miasma.

Los ejemplos franceses más conocidos se pueden encontrar en Berck donde el Doctor Duhamel expone desnudos al aire marinero a niños con raquitismo en 1857; a Arcachon, en la década de 1860, que se convertirá en un lugar de tratamiento para pacientes con tuberculosis; en Hyères donde en 1880 el doctor Vidal fundó un sanatorio de talasoterapia y también en Marsella con Abbé Legré en 1907.

La hidroterapia permitió a la población tomar conciencia de la existencia de la piel, anteriormente vergonzosamente escondida bajo capas de ropa, y la necesidad de lavarse con regularidad. Así encontramos en 1843, en el libro “Thérapeutique et diététique de l’eau froide” del Dr. Geoffroy, alumno de Priessnitz, un duro crítico con la ropa, camas demasiado cubiertas, alojamientos cerrados.

En un estallido de protesta general, los seguidores del Kneippismo también se oponían a la ropa que atormenta y deforma los cuerpos. Asimismo, la noción de templanza y la ponderación en términos de alimentos será uno de los temas ampliamente desarrollados por los hermanos Durville y por el Dr. Poucel en el siglo XX. En esta interpretación, la salud depende de un estilo de vida saludable, y es un punto de inflexión en la ciencia médica del siglo XIX y será la base del pensamiento de los médicos Naturistas del siglo XX.

Élisée Reclus, el padre del naturismo moderno

Con la excepción de Walt Whitman, quien dirigirá en vida un campo solitario en total desnudez en Dakota a partir de 1836, determinemos las bases del pensamiento naturista en Europa con el geógrafo y filósofo el francés Élisée Reclus (1830-1905), cuyo ejemplo, conferencias y escritos pesan mucho más que los terapeutas especialistas mencionados anteriormente.

Históricamente, por lo tanto, es desnudez completa. que caracterizó los inicios del naturismo. Elíseo Reclus, primer teórico de alto nivel en esto sujeto, tanto desde el aspecto social como desde el higienista, también era practicante con la familia y amigos, y absolutamente no imaginaba ponerse bañador para nadar.

Genio geógrafo, sus obras literarias son un mezcla de análisis científicos teñidos de poesía, describir maravillosamente las bellezas del universo tales que “L’histoire d’un ruisseau” (1869) o “La nouvelle géographie universelle” (1875-1894). Filósofo anarquista que se opuso a Napoleón III, su personalidad rebelde se volvió resueltamente hacia la libertad de los hombres que podían elegir una vida libre de toda superfluidad y pretensión. En su obra póstuma “L’Homme et la Terre” (1905), da su visión de una relación entre el hombre y la naturaleza que servirán de base para el pensamiento Naturista del siglo XX. Muchos lo consideran como el “padre fundador del naturismo”.

Entre la medicina moderna y la revolución pasteuriana

Reforzadas por la inmunología, las tesis de la medicina naturista vuelven a principios del siglo XX. Consolidado por los miedos suscitados por la era industrial, abrazan la visión ideal de una empresa soleada, bañada en aire puro y luz.

Poco a poco, la hidroterapia, como aeroterapia, helioterapia o fisioterapia, se deslizarán hacia una concepción higiénica de la medicina de inspiración neo-hipocrática donde la desnudez será cada vez más importante. Estos son los médicos naturistas, de 1911 con Demarquette y el Trait d’Union, et les Durville con su Instituto Naturista en 1913, que les dará estas ideas actualizadas.

Es gracias a este trabajo de sensibilización sobre higiene y salud que Léo Lagrange, primero Subsecretario de Estado de Deportes y Recreación, dice en julio de 1936, en la revista “Naturisme”, “Apreciamos la preciosa utilidad del movimiento naturista” e invita a los doctores Durville a “contribuir al trabajo que ha emprendido en relación con la organización del movimiento”.

Por tanto, podemos suponer, junto al historiador Arnaud Baubérot, que esta nueva atención al cuerpo preparó a la población para modificar su hábitos alimenticios y de vestimenta, o pensamientos menos críticos sobre las reglas del decoro impuesto por la burguesía. Para resumir a grandes rasgos, digamos que los hidroterapeutas y sus clientes han allanado el camino para higienistas naturistas, que podrían más fácilmente discutir sobre exponer el cuerpo desnudo a aire libre.

Alemania y la cultura libre

A finales del siglo XVIII y principios del XIX, el idealismo Alemán (Kant, Fichte, Hegel) se basa en valores de respeto a la libertad de conciencia y libertades individuales muy presentes en el protestantismo, desarrollar el concepto de autonomía de la razón individual. En su curso de filosofía, Hegel se asocia con el culto a la razón querido por la Antigüedad Griega, lo que él llama Kunst-Religion (arte-religión), y sus espléndidos desnudos esculturales. La noción de la dignidad del cuerpo desnudo surge con fuerza fortificado.

En realidad, es una regresin real en el pensamiento científico, un fenómeno muy sorprendente entre los apóstoles de la razón. En resumen, este concepto se opone a la eliminación por progreso del pensamiento científico de todo lo que puede implicar un aspecto metafísico, cuando es precisamente esta eliminación que permitió el progreso de ciencia cada vez más rápida y profunda. Desde Los partidarios de la Naturphilosophy incluso vienen de rechazar las matemáticas como herramienta de comprensión y medir la física.

Pero en un movimiento dialéctico el gran escritor, poeta y científico Goethe (1749-1832), inicialmente cercano a la Naturphilosophy, emancipa y llega incluso a cuestionar su valor científico. Por otro lado, Goethe conserva su contemporáneo gusto de Hegel por bañarse desnudo en los ríos. Él dice: “Der einzig wahre Mensch ist der nackte Mensch (el único el verdadero ser humano es el ser humano desnudo)”. En este sentido Goethe puede considerarse un precursor naturista parcial.

Hacia finales del siglo XIX aparece en Alemania y en Suiza la corriente de ideas de la reforma de Lebens (reforma de la vida), que se opone a excesos y molestias de los inicios de la era industrial, y el desarrollo de la vida en la ciudad mal planificada. Esta corriente espontánea no se basa en ninguna estructura organizada.

En 1888, se crea la Unión de Sociedades Alemanas para una forma de vivir y de cuidarse de acuerdo con la la naturaleza.

El término “Nacktkultur” (cultura desnuda) es inventado por Heinrich Pudor en 1903 con el fin de hacer una clara diferencia entre desnudez y pornografía con las autoridades.

El Wandervögel (“aves migratorias”, movimiento de la juventud alemana) más tarde aplica esto de volver a la naturaleza a través de la desnudez común. También en 1903, la creación del primer centro gymnique fue fundado por Paul Zimmermann: la Freilichtpark (“Parc de la lumière libre”, funcionará hasta 1981). El año anterior se edita la revista mensual alemana Die Schönheit (“Belleza”) que es la primera revista naturista del mundo.

En 1930, Alemania tenía 300.000 miembros, Francia cuenta dolorosamente 6.000. Francia tiene su primer centro de gimnasia sólo en 1928 con el Sparta-Club de Kienné de Mongeot. En ese momento, Francia tenía entonces la particularidad de tener también centros naturistas “non gymniques”, es decir con el uso del bañador obligatorio. Aplicamos los preceptos alimentarios y deportistas de la doctrina naturista pero sin desnudez colectiva. En Alemania, todos los centros de “Libre Culture” son nudistas.

Una cuestión de interpretación historia no tan obvia

Tener una cronología precisa de una evolución. social cuyos pensamientos se caracterizan por su eclecticismo es un verdadero desafío. Para evitar cometer errores en la historia, evitámos las afirmaciones definitivas y preferimos debates abiertos. Sin embargo, la mayoría de las obras dedicadas a la historia del naturismo pone fin a este debate afirmando que Alemania está en el origen del movimiento naturista. Es un atajo histórico lamentable. Los ejemplos de Boucher de Perthes alrededor de 1850 en Abbeville, del Dr. Duhamel a Berck en 1857, de Élisée Reclus en 1875, de las comunidades naturianas libertarias de Normandía con Émile Gravelle (1895) y Eugène Dufour (1901), de Sirius Gay en 1904 en Bois-Fourgon, de Théo Varlet en Cassis en 1905, de Legré en Marsella en 1907, sin contar los precursores franceses, belgas y suizos de helioterapia y pensamiento médico naturista de finales del siglo XIX, demuestran que debemos tener cuidado con esta afirmación. Junto a historias de inmersión en la naturaleza con Jean-Jacques Rousseau asume un “artistique outre-Rhin”, que resultará ser predominante en el desarrollo de Freikörperkultur (cultura del cuerpo libre). Francia tuvo sus seguidores y sus teóricos mucho antes de que supiéramos lo que estaba pasando en Alemania.

Lo que es notable en “outre-Rhin”, sin embargo, es esta desnudez claramente asumida y mostrada, entonces que en Francia se practicaban ejercicios físicos a menudo en ropa interior con hebertismo (que era ya revolucionario para la época). En nuestro territorio, la desnudez completa estaba prohibida. Incluso a Levante, los gimnastas se pusieron calzones para que las fotografías ilustrativas no provocaran un escándalo. Entre nuestros vecinos alemanes, la desnudez ya era legal desde 1920. Con nosotros, esta práctica tenía que encajar en una justificación higiénica para ganar el apoyo de las autoridades.

¿Y los otros países?

En Inglaterra se ha producido la evolución de las costumbres a través del deporte gracias al lema “To keep fit” (Para mantenerse en forma). Práctica deportiva habitual como el tenis o la natación permitida gradualmente alguna simplificación del código de ropa. Alrededor de 1900, se formó un grupo para practicar gimnasia integral en el sur de Irlanda mientras otro grupo realizaba actividades nudistas en el norte de Inglaterra (“Vivre intégralement”, (1932). Estas agrupaciones se estaban llevando a cabo bajo la dirección del Sr. Booth, quien fundó en 1924 la Gymnosophical Society pero que se suspendió por las autoridades, cesó sus actividades en 1927 y varios pequeños grupos informales fueron formados a continuación. En 1934, Inglaterra acogió en una villa cerca de Londres su primer congreso naturista oficial (Paris Soir, 04.09.1934). En aquella época, son dos mil practicantes divididos en quince asociaciones.

En Suiza, un rico heredero holandés, Henri Ordenkowe, en 1904 reagrupó militantes alemanes del movimiento “Réforme de la vie” en Ascona, en tierras que compró a orillas del lago Maggiore. Crearon la colonia nudista de Monte Vérità, una comunidad anarquista vegetariana que, a pesar de algunas tensiones internas, existirá hasta 1920.

En España, Nicolás Capo (1899-1977) fundó la revista naturista Pentalfa en 1926 que dirigió hasta 1937 antes de huir del régimen de Franco para refugiarse en Francia. Se forman algunos grupos como el de la Alta Cataluña, en Timba, detenido y disuelto por la policía bajo denuncia en julio 1933.

Hasta 1930, en la joven Unión Soviética, los rusos se bañaron desnudos en varias playas, especialmente en Moscú y en el Mar Negro, mientras que a veces se separaban de las mujeres. En 1924, se forma el movimiento llamado “À bas la honte” para denunciar la “moral burguesa”. Los manifestantes marchan desnudos gritando el lema: “¡Nosotros los Comuneros no necesitamos ropa que cubra la belleza del cuerpo! ¡Nosotros somos los hijos del sol y del aire!”. La toma del poder por Stalin puso fin a esta esperanza de libertad; los historiadores del estalinismo señalan la mojigatería agresiva del Padrecito de Pueblos.

En los Estados Unidos, una colonia nudista llamada Élysia se había asentado en las colinas del lago Elsinore, en California en 1933 antes de mudarse a la Condado de Riverside, donde se cambiarán el nombre de “Olympic Fields”. Hobart Grassey, licenciado en psicología, y su esposa Laura corrieron a este estreno Los nudistas recurren mucho a la sorpresa de las autoridades, ésta se produjo sin duda con el sensacional informe transmitido en cines franceses en 1935, con el estreno de “La vallée du nu”.

Observamos en esta breve retrospectiva que el origen de nuestro movimiento es más dificil de entender de lo que parece, es su diversidad lo que de hecho es su riqueza, y es nuestro deber no olvidae este pasado y hacerlo durar para que esta libertad perdure en las generaciones venideras.

Fuente: Boletín de la Federación Internacional de Naturismo “Federacion Focus”, Edición 57, Febrero 2021 (Texto original en francés).

Información relacionada:

La historia del naturismo: La segunda guerra mundial.
Las actitudes soviéticas hacia el cuerpo desnudo han cambiado con el tiempo.
Inicios del naturismo: Los pioneros (Francia).
La historia no contada del paraíso naturista de Yugoslavia.
Quiero que me pase a mí: Monte Vèrita, la precuela del movimiento hippie.
Utopía desnuda: cómo los primeros nudistas de Inglaterra imaginaron el futuro.
La desconocida historia de los nudistas alemanes.
El nudismo y los primeros anarquistas españoles.
El recetario del profesor Capo. El impulsor de la cocina vegetariana.
Elysia, Valley of the Nude (1934).